¿Dificultades para tragar? se buscan soluciones a través del reto Biok!

A través de esta iniciativa de innovación abierta, IMQ Igurco busca una solución innovadora que reduzca los riesgos derivados de la dificultad de tragar. La disfagia es un problema que afecta a un elevado porcentaje de personas. Las propuestas pueden ser presentadas hasta el 12 de enero de 2022.

Beaz e IMQ Igurco lanzan un reto Biok! de innovación abierta. La reciente creación del Nagusi Intelligence Center ha llevado a ambas entidades a tomar como punto de partida el envejecimiento de la población y a centrar el trabajo en una de las dificultades más habituales de la vejez: la disfagia.

La disfagia o la dificultad para deglutir elementos líquidos y sólidos afecta a un porcentaje elevado de personas, minando su calidad de vida y, en los casos más graves, derivando en problemas como la malnutrición, infecciones respiratorias e incluso la muerte por atragantamiento.

El tratamiento actual de la disfagia se basa principalmente en medidas compensatorias, como la adaptación de las dietas –textura y tamaño de los alimentos– y las técnicas rehabilitadoras.

Las ideas innovadoras tienen premio

A través del reto Biok!, IMQ Igurco busca una solución innovadora que reduzca los riesgos derivados de la dificultad de tragar y acompañe a los tratamientos vigentes. Una herramienta que utilice nuevas técnicas, permita personalizar las pautas de rehabilitación, y que pueda ser usado tanto en centros sociosanitarios como en el domicilio.

Puede participar en el reto cualquier persona emprendedora, startup, pymes centro tecnológico o universidad que contribuya a su resolución total o parcial.

El plazo de presentación de propuestas estará abierto hasta el 12 de enero 2022. A partir de entonces se iniciará un proceso de selección que determinará los proyectos finalistas. Entre el 1 y el 4 de febrero sus equipos promotores participarán en el In factory innovation trip, trabajando mano a mano con el equipo de IMQ Igurco para pulir sus soluciones de cara a la presentación final.

IMQ Igurco seleccionará la empresa ganadora quien, en un plazo de seis meses, desarrollará un proyecto piloto por un valor aproximado de 15 000 €.