La importancia de cuidar (y con mimo) la reputación online

¿Cuidas lo que los demás dicen o piensan de ti? Al vivir en un contexto social, es lógico que a todos nos preocupe, en cierta medida, lo que se diga de nosotros. Pero… ¿trabajas lo que tus clientes dicen de ti en internet? Esto solo puedes hacer si cuidas tu reputación online con un plan en condiciones. Te dejamos aquí algunas claves para hacerlo.

Antes de comprar, las opiniones

Seguro que, a estas alturas, ya habrás hecho compras por internet en más de una y dos ocasiones. Y justo antes de decantarte definitivamente por el producto que querías, ¿no has revisado las opiniones sobre el mismo?

Pues tus clientes potenciales también lo hacen. Por tanto debes cuidar (muy mucho) toda la experiencia de usuario para que tus reseñas sean positivas y animen a otros usuarios a finalizar el proceso de compra. 

La importancia de contestar

Si tanto en redes sociales como por otros medios los usuarios dejan opiniones sobre tus productos, ¡contesta! Las positivas puedes aprovecharlas para agradecer el detalle a los usuarios contentos y fomentar una segunda compra. Las negativas puedes paliarlas solucionando los problemas que tuvo el usuario o preguntando cómo puedes mejorar la experiencia. 

En cualquier caso, siempre será positivo que contestes (aquí puede ayudarte aprender de UX writing): para ti porque fidelizas a los usuarios que ya han comprado y para los potenciales clientes porque quedan más tranquilos al ver que hay personas reales contestando a las inquietudes de los clientes.  

Valor para el resto del contenido

Cuando una empresa cuenta con una buena reputación online, todo el contenido que comparte tiene un mayor valor para el público. ¿Por qué? Muy sencillo: porque se entiende que si una compañía cuida a sus clientes, ¿cómo no les va a compartir contenido de calidad? Estos últimos tendrán una mayor repercusión y un mayor peso que si los compartiera una empresa con comentarios negativos. 

Gestionar Cookies