‘Mind the Gap’, nueva llamada para apoyar a tres proyectos españoles en biotecnología

La Fundación Botín lanza una nueva convocatoria de este programa que ya ha captado más de 18 millones de euros de capital privado. A través de apoyo financiero y acompañamiento en la gestión, Mind the Gap impulsa proyectos científicos para que generen avances claves para la sociedad en el ámbito médico, tales como el tratamiento o detección precoz de distintas enfermedades o vacunas contra las superbacterias resistentes a los antibióticos.

Mind the Gap es el programa de transferencia tecnológica con el que Fundación Botín invertirá 1,5 millones de euros en tres nuevas startups, que se sumarán a las ocho con las que ya trabaja.

La iniciativa, creada en 2011, tiene como objetivo suplir las necesidades de los proyectos empresariales de ámbito biotecnológico en su fase más temprana, momento en el que es más difícil atraer capital. Con este objetivo, desde Mind the Gap se invierten, tanto recursos económicos (hasta 500.000 euros por proyecto) como humanos, a través de directivos y emprendedores experimentados que prestan orientación y apoyo profesional, para impulsar el emprendimiento en el ámbito científico-tecnológico y transformar los proyectos académicos en empresas viables.

Para participar en esta edición, puedes presentar tu solicitud antes del próximo 2 de mayo. Antes, habrá dos sesiones informativas telemáticas sobre el programa: una el 10 de marzo a las 16 h y otra, el 22 de marzo, a las 10 h.

El portfolio de empresas Mind the Gap alcanzaron en 2021 una facturación conjunta estimada de cerca de 19 millones de euros y mantuvieron cien puestos de trabajo, en su mayoría altamente cualificados.

Prevenir la escoliosis y vacunas contra superbacterias

Las compañías que tiene en cartera Mind the Gap trabajan en proyectos que pueden llegar a convertirse en avances cruciales para la sociedad, unas iniciativas que buscan un impacto positivo en la salud y en la calidad de vida de las personas.

Aunque todavía están en fase de desarrollo, algunas de estas compañías trabajan en el tratamiento o detección precoz de distintos tipos de enfermedades como el cáncer, las patologías asociadas al parto, la escoliosis o el desarrollo de vacunas contra las superbacterias resistentes a los antibióticos.

Desde su lanzamiento hace ya 11 años, Mind the Gap ha invertido 5 millones de euros en sus proyectos en cartera, unas iniciativas que a su vez han logrado captar más de 18 millones de euros de capital privado, lo que significa que, por cada euro invertido por Mind the Gap, se han movilizado 3,6 euros de la iniciativa privada.

Inversión de impacto para la ciencia en España

Según Íñigo Sáenz de Miera, director general de la Fundación Botín, “tenemos la obligación de seguir buscando nuevas formas de transformar el talento en riqueza. Trabajamos para que los descubrimientos de nuestros científicos se conviertan en productos, servicios y tecnologías que generen desarrollo económico y social”.

En este sentido, Mind the Gap es el primer proyecto de impact investing o inversión de impacto en el ámbito científico español que instrumenta sus inversiones a través de un vehículo de cofinanciación en el que, junto a la Fundación Botín que es una entidad sin ánimo de lucro, participa un grupo de inversores privados, un nuevo modelo de colaboración público, privado y social que demuestra la capacidad de la ciencia española de atraer capital privado.

Asímismo, en el momento en que un proyecto consolida su viabilidad empresarial, cumpliendo así con el objetivo social de Mind the Gap, la Fundación Botín recupera su capital y lo reinvierte en nuevos proyectos. Un buen ejemplo de ello se produjo en 2018 con la primera desinversión del programa, al vender la participación que la Fundación Botín tenía en DREAMgenics S.L. seis años después de la inversión inicial, con unos beneficios que se han destinado a financiar nuevos proyectos.