+

Rockin, la consultora de growth digital centrada en el ROI

Con un método de trabajo propio, focalizado en el cliente y orientado a resultados, Rockin impulsa el crecimiento digital de startups y multinacionales. En solo cinco años ya lo ha hecho con más de 300 proyectos de España y del extranjero.

Rafael Muñoz y Raúl Hita, Rockin

A Rockin se la puede definir con una sola frase como la consultora de growth digital que ayuda a las empresas a crecer aportando valor. Para ello, no copian a gurús que aseguran resultados en cuestión de tres días y mucho menos improvisan. Su fórmula para lograr el crecimiento digital de sus clientes reside en aplicar su propia estrategia de trabajo e inversión, el método Rockin, que han ido perfeccionando con el paso de los siete años que llevan impulsando proyectos digitales. 

Un método, un objetivo y un trabajo personalizado

“El método Rockin se basa en cinco pilares principales: conocer la empresa y el mercado, definición de objetivos, estrategia clientecéntrica, data driven y el equipo”, explica Rafael Muñoz, cofundador de la consultora.

Sobre esta base, él y Raúl Hita, también cofundador, han creado un ecosistema digital 360 que les permite ayudar a sus clientes a resolver cualquier reto para crecer en digital gracias a cuatro áreas principales: rockinmedia (estrategia y performance); rockindna (ADN, branding y campañas creativas); rockinanalytica (data science, BI, IA) y rockintech (desarrollo tecnológico web, app, CRM, ERP).

Sea cual sea el proyecto al que se enfrentan, los pilares del método Rockin no cambian, tampoco el objetivo: “Aportar valor, valor y valor. Esa es nuestra obsesión y nuestro compromiso con nuestros clientes”, apunta Muñoz. 

Sin embargo, sí hacen algo distinto en cada trabajo, justo lo que los clientes valoran y hace a Rockin diferente, y es que personalizan la estrategia a partir de las necesidades que cada uno tiene en cuanto a crecimiento digital. “Nos sentamos con nuestro cliente, entendemos su modelo de negocio y objetivos y, en función de esto, le diseñamos un traje a medida. Somos como una sastrería a medida donde Rockin es el sastre, el método Rockin el hilo, el traje sería la estrategia y el cuerpo, el proyecto. El método Rockin nos obliga a no dejar nada atrás”, describe Raúl, quien señala otra clave de su método: pensar siempre en las personas. “Lo primero que aprendimos cuando empezamos en digital hace más de siete años es que detrás de un móvil o un portátil lo que hay son personas. El marketing no va de números, va de personas. Nosotros utilizamos los números para entenderlas. Gracias a la data somos capaces de aplicar neuromarketing”.

Emprendedores desde los 17 años

Tras trabajar en más de 300 proyectos, todo indica que el método Rockin funciona. De hecho, gracias a él la consultora de growth lleva cuatro años creciendo un 100% anual. Lo aplican a compañías de todos los sectores y de cualquier tamaño, pequeñas y grandes, desde startups a grandes multinacionales como Mckinsey, Oppo, Pascual, Fresenius Kabi o Mercedes Benz, entre otras, dentro y fuera de España. “Desde el inicio tuvimos una gran vocación internacional en Rockin. En México llevamos tres años y dos en Panamá. Es cierto que al principio la diferencia horaria es complicada, pero con organización, no hay problema. Además, hemos reforzado el equipo con gente allí”, dice Rafael.

También asegura que, a día de hoy, el 95% de lo que saben es gracias al conocimiento adquirido con sus clientes, pero no olvidan la experiencia aprendida en sus inicios como emprendedor.

Con 17 años, él y su socio empezaron a poner en marcha sus propios proyectos empresariales, hasta que en 2014 arrancaron el que se consolidó: C21BeBrave.

Entre los logros de este ecommerce de relojes y gafas de sol destaca el lanzamiento en 2018 de La Clotiruleta, un concurso sencillo en Instagram que anunciaba un premio misterioso. En menos de 24 horas consiguieron 2000.000 seguidores, convirtiéndose así en una de las acciones de marketing más virales de la historia de la red social en España y sin invertir un euro. “La verdad es que se siente un gran orgullo y estamos agradecidos de que sucediese. Fue algo increíble. Literalmente, un milagro de Dios -recuerda Raúl-. Era el golpe de suerte que necesitábamos para crecer de forma importante. Creo que todo emprendedor con éxito necesita muchísimo esfuerzo y un poco de suerte y la nuestra fue la Clotiruleta, sin duda”.

La clave está en adaptarse a cada cliente

La experiencia de CB21 Be Brave resultó tan fundamental que sin ella no existiría Rockin. Y es que, a raíz de su éxito, empezaron a llegarles empresas pidiendo consejo para crecer de manera rentable en Internet. 

Con este impulso fundaron Rockin, desde donde aplican en otras compañías su método de growth digital, siempre de forma personalizada y práctica; es decir, con el foco puesto en las particularidades y necesidades de cada proyecto, así como anteponiendo su rentabilidad. “En Rockin tenemos una broma –cuenta Rafael–: ‘La teoría la sabemos todos’. Nosotros somos emprendedores que invertimos nuestro propio dinero en digital. Esto no lo hace nadie y nos hace únicos. Gracias a invertir en nuestros proyectos hemos adquirido un know how que luego hemos podido evolucionar y replicar en otros”. 

Por otro lado, destaca la buena conexión que establecen con sus clientes y el porqué se adaptan tan bien a ellos, algo que atribuye también a la experiencia adquirida en CB21. “Ser emprendedor hace que entiendas mucho mejor sus preocupaciones, sus necesidades, sus miedos. Así se genera un vínculo especial de emprendedor a emprendedor y no de cliente-proveedor, que hace que la relación sea mucho más sana y transparente. Nosotros somos emprendedores y conocemos muy bien qué necesita cada uno en cada momento”.

A futuro: rodearse de talento para seguir creciendo

Desde 2019, Rafael Muñoz y Raúl Hita comparten sus conocimientos en ecommerce y marketing digital como profesores en la escuela online de negocios The Power MBA. 

Además, desde este año 2022, la consultora es agente digitalizador oficial adherido al Programa Kit Digital, de modo que están habilitados para gestionar el acceso a las subvenciones del fondo Next Generation, financiado por la Unión Europea, destinado a pymes y autónomos para mejorar su competitividad digital.

De cara al futuro, la aspiración de Rockin es convertirse en la mejor consultora de growth del mundo y eso “pasa por captar el mejor talento y hacerlo llegar al máximo número de países posible”, dice Raúl. Por eso han dado entrada en su capital con 4,5 millones de euros a Lottus Education. El fondo mexicano es cliente de Rockin desde hace más de tres años, lo que para Hita, además de gratificante, facilita la relación y el trabajo. “Ambos nos conocemos muy bien. Desde Lottus conocen de primera mano cómo trabajamos en Rockin y todo el valor que generamos a las compañías. Por eso creen en nosotros y quieren ayudarnos en este viaje. Tenemos un gran reto por delante”.