“Volveremos si tú vuelves” bonifica las compras en los negocios locales de Zaragoza para reactivar la economía

A través de la aplicación de móvil “Volveremos” los clientes acumularán saldo para seguir gastando en otros comercios y así generar un efecto multiplicador

La campaña “Volveremos si tú vuelves” da un paso más y propone a partir de hoy premiar la fidelidad de los consumidores bonificando sus compras. A través de la nueva app Volveremos, disponible para IOS y Android, la aplicación se encargará de generar las bonificaciones de forma proporcional de cada ticket y ese dinero extra se podrá gastar de forma inmediata en otros negocios locales que estén dentro de la red de la campaña. La operativa, pionera en España, se lanza desde la Consejería de Economía, Innovación y Empleo junto al Servicio de Ciudad Inteligente, utilizando las tarjetas Lazo o Ciudadana. “Ahora nos toca trabajar para incentivar el consumo en nuestros negocios locales, ellos dan vida a nuestras calles, pagan impuestos en nuestra ciudad y crean riqueza y empleo aquí. En este momento los ciudadanos tenemos el poder de acelerar la recuperación eligiendo en nuestras decisiones de compra al comercio local. El Ayuntamiento de Zaragoza va a actuar de catalizador a través de su proyecto “Volveremos si tu vuelves”, ha asegurado la consejera Carmen Herrarte durante la presentación del proyecto junto al coordinador del área, Javier Puy. 

Después del éxito de la campaña “Volveremos si tú vuelves” con más de 450 comercios adheridos y más de 32.000 bonos descargados a través de la web, ahora el Ayuntamiento de Zaragoza quiere premiar las compras en los negocios de proximidad. Para este proyecto, el consistorio ha firmado un convenio con la Cámara de Comercio de Zaragoza que está siendo la encargada de extender entre los negocios la iniciativa y de captar a nuevos miembros a la red Volveremos si tú vuelves. “Cuantos más establecimientos se sumen a la iniciativa mejor funcionará la app y circulará el dinero, que es en definitiva lo que buscamos, reactivar el consumo y la economía”, ha concretado Herrarte. En total, la Consejería de Economía, Innovación y Empleo ha reservado para este proyecto 1.150.000 euros. 

Presentación de la iniciativa en Zaragoza

Cómo funciona la app “Volveremos” 

La mecánica para la utilización por parte de los ciudadanos es sencilla y busca crear vínculos entre los habitantes de la ciudad y el pequeño. Para poder beneficiarse de las bondades de la app Volveremos, el primer paso es bajarse la aplicación y darse de alta con una tarjeta Lazo o Ciudadana y un correo electrónico. El usuario, ya en el comercio perteneciente a la red de la campaña realiza su compra, y a la hora de hacer el pago deberá presentar la aplicación, que habrá generado un código QR. El comercio, que también tiene su app operativa, leerá el código y descontará el importe del saldo acumulado que le diga el cliente. Esta cantidad no podrá sobrepasar el 50% de la compra. Cada cliente abonará en efectivo o tarjeta el resto del ticket. 

Para poder acceder a estas bonificaciones, el importe mínimo de la compra será de 20 euros. La misma aplicación se encargará de generar las bonificaciones de forma proporcional y ese dinero extra se podrá gastar de forma inmediata en otros negocios locales que estén dentro de la iniciativa “Volveremos si tú vuelves”. Así mismo, las cantidades abonadas servirán para seguir acumulando más saldo. 

Pero desde la administración también se ha pensado en aquellos sectores de la población que no disponen o no son diestras en el uso de los smartphones y apps. De esta manera, se han aprovechado las potencialidades que proporcionan las tarjetas inteligentes que emite el Ayuntamiento para ayudar en las gestiones. La opción, si el cliente no dispone de móvil, es a través de la Tarjeta Lazo. Así, cuando se vaya a realizar el pago, será el vendedor el que realice las gestiones. El comercio dará de alta a los usuarios a través de la tarjeta y el código QR que tiene ese soporte servirá para las siguientes compras. De esta manera, cuando se acerque un cliente con la Tarjeta Lazo, el comerciante leerá la tarjeta, informará del saldo disponible y solicitará al cliente cuál es la cantidad que desea utilizar. Por último, le preguntará también el número de identificación. 

De hecho, el Ayuntamiento va a distribuir entre los comercios de la campaña 5.000 tarjetas Lazo para repartirlas entre aquellos que no la tengan. La Tarjeta Lazo se puede conseguir en un centenar de comercios en Zaragoza; en los barrios rurales Casetas, Garrapinillos, La Cartuja Baja, Movera, San Juan de Mozarrifar, Villarrapa, y en 25 localidades cercanas a la ciudad, cuyos vecinos también podrán beneficiarse de las bonificaciones en la red de comercios “Volveremos si tú vuelves”. 

En cifras económicas

El consumo mínimo será de 20 euros, siendo la bonificación mínima de 2 euros. El máximo consumo para el comercio serán 800 euros, bonificando 40 euros, y en restauración 200 euros por compra y la bonificación de 10 euros, siendo las cantidades intermedias proporcionales.

El usuario podrá acumular en bonificaciones hasta 150 euros al mes, los comercios 1.000 euros al mes y un cliente podrá acumular de un negocio solo 50 euros durante el mes, todo ello con la finalidad de controlar y evitar fraudes. En cada una de las transacciones, el cliente podrá descontarse hasta el 50% del ticket de cada compra y serán 100 euros el máximo de descuento. 

La app con sello municipal

La aplicación “Volveremos”, tanto en la versión clientes como en la de comerciantes, es pionera en España y ha nacido de la mano del Servicio de Ciudad Inteligente vinculada a la administración municipal. A través de este proyecto se ha conseguido traspasar fronteras en el tema de los trámites y de las liquidaciones a los comercios asociados a la red. Los elementos implicados (tarjeta, servicios, departamentos) se han conseguido realizar con los recursos propios del Ayuntamiento de Zaragoza. Además, la innovación también se ha aplicado en los procesos burocráticos, ya que se ha aprovechado la tecnología para implantar un sistema ligero y ágil en las gestiones económicas y los trámites administrativos. 

El tiempo de desarrollo, en las circunstancias actuales, ha obligado a que la administración proporcione una respuesta inmediata ante circunstancias imprevistas. De hecho, todo el proyecto ha pasado de propuesta a producción en poco más de ocho semanas. En esta idea se han aprovechado los potentes dispositivos que tienen ciudadanos y comerciantes, se han complementado con la tarjeta inteligente de la que disponen miles de personas en la ciudad y se ha creado un sistema que permite a clientes y comerciantes relacionarse entre sí. Para sus creadores, el hardware disponible es potente, la app es sencilla y rápida de utilizar.