El consumidor inteligente y fiel

Roberto Verino sabe que su cliente es inteligente, que entiende que es rentable pagar un poco más por una prenda que va a poder utilizar durante mucho tiempo.

Una vez que lo descubre, este consumidor de su ‘ropa rentable’ se convierte en un cliente fiel. No le falla. La fidelidad incluso ha alcanzado cotas que jamás podría haber imaginado y que descubrió en la organización de uno de los eventos para celebrar los 25 años de Roberto Verino. Se trataba de una exposición en el Museo del Traje de Madrid, cuyo comisario le propuso como condición indispensable incluir una prenda por colección: en total 50 prendas. “Al principio fue una odisea porque de mis primeras colecciones no tenía prácticamente nada. Fue una labor de ardua investigación saber quién podría tener esas prendas y sorprendentemente me encontré que había mucha gente que las guardaba como reliquias. Se las habían puesto muchas veces y no querían deshacerse de ellas. Esto me hace pensar y creer que estoy en el buen camino”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes