Ventas constantes

A la diseñadora le gusta puntualizar que aunque están especializados en boda nupcial de lujo, “no somos tan caros como mucha gente imagina”. Así, un vestido de la colección Two, una segunda línea de producto creada por la compañía, cuesta unos 1.200 euros, mientras que un traje de Rosa Clará puede encontrarse por 2.200 euros y uno diseñado por uno de sus modistos de renombre no baja de los 3.500 euros. En los últimos cuatro años, la compañía ha crecido más de de un 80% ya que se prevé llegar a los 26,26 millones de euros en ventas en 2009.

NOVIAS MUY MEDIÁTICAS

El fenómeno de las novias mediáticas se ha convertido en un filón de oro para el sector de la moda nupcial por la importante promoción que supone para la firma elegida. Paula Echevarría, mujer de David Bustamante; María Palacios, casada con Alessandro Lequio, o la ministra Chacón son algunas
de las que se han decantado por Rosa Clará a la hora de elegir su traje de novia.

La experiencia de Clará en su relación con la farándula es rica en anécdotas, como la de Esther Cañadas, que visitaba de noche los talleres de la firma para probarse su vestido, temerosa de que su boda con Sete Gibernau se filtrara a la prensa. Sin embargo, el enlace más frenético fue el de Paulina Rubio, cuya vertiginosa agenda obligó a Rosa Clará a tomar más de un avión a Miami para las últimas pruebas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes