Bajo los flashes

El deporte y el entretenimiento se han convertido en una industria que genera miles de millones de euros al año. Los deportistas y artistas son celebrities profesionales y con contratos también millonarios. Detrás de ellos hay una imagen y una marca personal que gestionar. Y esa imagen no sólo les atañe a ellos, sino que impregna todo lo que tocan. Algunas empresas ya se han dado de cuenta de que son un auténtico filón.

El ocio tiene un papel cada vez más importante en nuestras vidas. Incluso en las situaciones de crisis, nos cuesta mucho renunciar a unos merecidos momentos de evasión y disfrute. El deporte y el entretenimiento son dos de los sectores que están beneficiando de ello, creándose una auténtica industria en la que las celebrities ocupan un lugar central. Estos famosos representan un negocio muy jugoso. No se trata tan sólo del dinero que reciben por su actividad profesional, sino que hay que sumar todo aquello que proviene de publicidad y eventos promocionales. Por eso, estas personalidades se convierten en entidades que generan todo tipo de actividades a su alrededor.

Si analizamos el sector, nos encontramos con dos maneras de explotar este mercado. Dependiendo de la relación de la empresa con la figura de la celebrity, veremos que hay negocios referidos a la asistencia directa de los famosos o compañías que explotan su imagen.
Servicios a la medida
En el mercado hay varias compañías que establecen relaciones directas con estas personalidades para ofrecerles diversas prestaciones. En este reportaje vemos una agencia de representantes y un bufete de asesoramiento legal y financiero, ambas actividades muy ligadas al trabajo de las estrellas y a los ingresos que producen. Hay que tener en cuenta que se trata de personas cuya actividad económica se sale de lo común, no sólo por el volumen de ingresos, sino también por las peculiaridades de éstos. Por ejemplo, un tenista cobra premios de distintos países del mundo. ¿Cómo debe tributar? Y un torero es a la vez empresario porque tiene una cuadrilla. ¿Cómo resuelve la situación si se cancela un contrato? Por eso, requieren profesionales muy especializados.

Además, podríamos incluir cualquier otro servicio que se preste en relación con la vida personal de las celebrities, como seguridad privada, personal shoppers, etc. ¿Y por qué no una tintorería a domicilio para que los personajes relevantes no tengan que preocuparse por llevar sus prendas? ¿Y una compañía de servicio doméstico especializada en este tipo de clientes y caracterizada por su discreción?
El entorno en el que se mueven estos famosos es complejo, pues a su alrededor se suelen encontrar personas movidas por el interés o con intenciones poco claras. De ahí que la garantía de servicios profesionales que aseguren la confidencialidad tiene un amplio campo de expansión. El boca a oído es la herramienta de difusión más eficaz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes