Viajes personalizados

Ofertas vía bluetooth, marketing de proximidad, viajes para discapacitados, singles... Acercar el producto a través del uso de la tecnología y el diseño de paquetes turísticos son las claves que explican el éxito de Almeida Viajes.

image
Almudena Almeida ha encontrado en el uso de las nuevas tecnologías un excelente aliado para desarrollar su estrategia comercial de de captación de clientes.

Además de las ofertas basadas en las nuevas tecnologías, la firma cuenta con alianzas con mayoristas para organizar viajes para colectivos con necesidades muy concretas como discapacitados, homosexuales o singles (solteros, separados, viudos). Para el primero de estos colectivos, se ha creado la empresa Viaja Sin Barreras, en la que “ofrecemos turismo accesible para discapacitados y personas con movilidad reducida. Son clientes que requieren un servicio de máxima calidad y con los que tenemos la necesidad de visar y comprobar al milímetro las condiciones de la ruta”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por otro lado, LGTB Dreams es la mayorista encargada de diseñar ofertas para el colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. En esta área, Almeida avanza que “estamos trabajando en una web, con un nuevo diseño y concepción”. La búsqueda de segmentos de mercado también se materializa en rutas específicas para los singles, “un tipo de clientes que quiere hacer turismo, pero también divertirse y conocer gente”, añade. En la misma línea de “aportar productos propios y exclusivos para dar un servicio añadido a los clientes”, Almeida acaba de lanzar una web de subastas de viajes para los más jóvenes o una dedicada al turismo enológico.

Rápido, rápido
Desde su fundación en 2004, cuando se abrió la primera agencia de Almeida en la calle Callejones del Perchel, en Málaga, la filosofía, según su directora general, es “superar el tipo de agencia tradicional mediante la innovación tecnológica y la atención al cliente”. Una decisión acertada. En tan sólo un año, la iniciativa dio sus primeros frutos. En 2005, Almeida Viajes desarrolló su negocio de franquicias, al que a día de hoy ya se han apuntado más de 300 agencias de viajes de España, Portugal y México.

Tres años después, la empresa ganó músculo al iniciar su proceso de internacionalización. En 2008, se abrieron las primeras unidades de franquicia en Portugal. A finales del año pasado, Almeida Viajes ya contaba con 50 agencias en el país luso y prevé acabar 2010 con más de un centenar. Allí, ha sido la agencia de viajes que más creció en 2009. Paralelamente, se produjo la conquista de otros mercados, como el mexicano, el brasileño o el chileno. Además, la previsión es instalarse, en breve, en Panamá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes