La empresa en cifras

Privalia ha hecho del lujo asequible su fuente de negocio gracias a la visión de dos jóvenes empresarios que han sido pioneros en la venta de primeras marcas de ropa y complementos por Internet.

EL IMPULSO DE CONSUMO DE LOS MERCADOS LATINOS.

A Privalia le va más el temperamento latino, más proclive a la compra por impulso y al gusto por la marca, que el encorsetado carácter de anglosajones y nórdicos. De hecho, España, Italia, Méjico y Brasil, los cuatro países en los que opera, reúnen los requisitos necesarios para que este club de ventas online apueste por un determinado mercado. “Tiene que haber una comunidad de usuarios grande, una presencia significativa de marcas globales de moda y deporte, unos costes razonables de captación de marketing y unos hábitos de consumo marcados por el bajo índice de devoluciones”, explica José Manuel Villanueva. Según los fundadores del outlet, los países nórdicos y anglosajones registran tasas de devoluciones del 40%, muy superiores a las de los mercados latinos, lo que tampoco favorece su implantación en ellos. “Eso se debe, entre otros motivos, a que la venta por catálogo está más instaurada que en mercados como el español y el consumidor, ante la duda, tiene por costumbre reservar dos tallas y devolver la que no le va bien”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

EVOLUCIÓN DE SU FACTURACIÓN

UN ENFOQUE TECNOLÓGICO

Además, Lucas Carné puntualiza que el coste de la publicidad on line, muy inferior en España con respecto a países como el Reino Unido, es determinante a la hora de abrir un negocio de este tipo. “El marketing on line funciona muy bien en mercados como Brasil porque todavía es una herramienta poco utilizada, la gente abre mucho los mails promocionales y resulta relativamente barato. En cambio, en el mercado anglosajón es carísimo y las tasas de aperturas son bajas”.

Los fundadores de Privalia presumen de haber sido precursores del uso de canales como Facebook para generar conocimiento de marca entre los consumidores. “Pensamos que las redes sociales van a jugar un papel cada vez más importante en nuestro negocio como elemento de comunicación que sustituirá progresivamente al email. Estamos muy atentos a este fenómeno y por eso ya hemos empezado a vender en Facebook. Al fin y al cabo somos una empresa de marketing directo que lanza cuatro millones de correos electrónicos al día”, señala Lucas Carné.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes