Las claves de gestión de Didac Lee

Alrededor de Internet, Didac Lee ha ido tejiendo una red de negocios que se codea con los grandes y ha demostrado que desde un rincón de la provincia de Gerona es posible crear empresas de éxito con dimensión global.

image
Lee defiende la correcta ejecución de una idea de negocio: “El mercado está lleno de productos líderes que no eran las mejores ideas”.

Tanto en sus intervenciones públicas como en su blog personal, Didac Lee suele hacer hincapié en la necesidad de que la empresa cuide al máximo su comunicación interna, sobre todo la descendente. “El principal catalizador de conocimiento de una compañía suele ser la máquina de café, que es el punto en el que confluye todo. Por eso, esperamos sustituirla con el software que hemos creado en Zyncro para la empresa 2.0”.

TRABAJAR COMO UN CHINO. El fundador de Inspirit asegura que el secreto de su éxito no es otro que trabajar a destajo. “Ni soy especialmente inteligente ni especialmente espabilado. Soy bastante vago, tengo mi habitación muy desordenada, no voy al gimnasio y todo el mundo a mi alrededor va de bólido por mi culpa. Lo que pasa es que, por muy vago que seas, si encuentras lo que te apasiona, no hace falta que te persiga nadie para que trabajes”. Por eso mantiene que motivar al equipo es algo tan sencillo o tan difícil como saber rodearte de equipos que sienten pasión por su profesión. “Si consigues que alguien se apasione con lo que hace, no es necesario ir detrás de él. Cuando estudiaba, mi madre me decía que era incapaz de estar delante del libro una hora; ahora puedo estar 15 horas seguidas trabajando delante del ordenador”.

EGOCÉNTRICOS FUERA. El creador de Inspirit mantiene que la arrogancia y falta de humildad echan a perder muchos proyectos profesionales: “Cuando alguien alcanza el éxito, muchas veces el cerebro le engaña. El camino más rápido para el fracaso es tener el ego disparado. Hay un proverbio oriental que dice que cuando el destino quiere que alguien se estrelle, lo primero que hace es inflarle el ego”.

SABER EJECUTAR. Didac Lee mantiene que vale más una mala idea bien ejecutada que una buena idea mal ejecutada. “Lo importante no son las ideas, sino cómo se llevan a cabo. Si te fijas, los mejores proyectos de Internet de nuestro país son copias de otros que están triunfando fuera”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes