Martín Varsavsky: “Animar a algunos a emprender es como enseñar a hablar a un perro”

Lo ha hecho todo en el mundo de la empresa, tanto en España como en EEUU. Aquí montó Jazztel y Ya.com y allí la segunda cadena de clínicas de fertilidad más grande del país, Prelude. En esta entrevista reflexiona sobre la figura del emprendedor y sus falsas creencias.

image
Martín Varsavsky

Empieza la entrevista con una paradoja, que suena como una declaración de intenciones en toda regla: “el primer mito del emprendedor a derribar es considerar precisamente que emprender es un mito. La propia palabra mito lleva intrínseca que no es una realidad. Cuando dejé la Argentina para ser emprendedor en EEUU mi madre me decía: “¿por qué no te buscas un trabajo de verdad?” Le parecía que querer ser emprendedor era como un intento de trabajo que no me iba a llevar a nada. El primer objetivo pues de un emprendedor es demostrar que lo que otros creen que es un mito se puede hacer realidad”. Y él sabe muy bien de lo que habla. Martín Varsavsky, emprendedor argentino nacionalizado español y con intereses empresariales por todo el mundo, es toda una referencia, basta con echar un vistazo a https://vas.ventures/ para conocer sus inversiones. A sus 58 años, ha creado tantas empresas exitosas como hijos tiene. De los segundos ya va por siete, que oscilan entre los 28 años del primogénito hasta el 1 del benjamín. De las primeras, ha alcanzado también la septena entre Europa y Estados Unidos. Y es más que probable que siga sumando… en ambas categorías. Así las cosas, quién mejor que él para ayudarnos a desentrañar qué es el emprendedor y qué falacias debe desterrar cuanto antes.

Emprendedores. Para arrancar, una pregunta que siempre suscita muchos debates, ¿cualquiera puede ser emprendedor?

Martín Varsavsky. Yo creo que no. Si se entiende que ser autónomo es ser emprendedor, entonces sí es verdad. Pero si no, no. Yo he enseñado Entrepreneurship en el Columbia Business School, en New York University, en muchos lados y sé que no es verdad que cualquiera puede ser emprendedor: en algunos casos es como enseñarle a hablar a un perro. Pero en otros, uno detecta que una persona tiene las cualidades de ser emprendedor, como si, en lugar de un oído para la música, tuviera un oído para la oportunidad. Es decir, aparte de querer ser emprendedor, uno debe preguntarse si realmente tiene oído para la oportunidad. Hay que tratar de entender quién tiene oído.

EMP. Y ¿cómo se detecta ese oído?

MV. A un senador norteamericano que quería prohibir la pornografía, le preguntaron “¿Qué es la pornografía?” Y él respondió: “No sé qué es, pero la reconozco cuando la veo”. Y te daría la misma respuesta. No lo puedo definir, pero lo reconozco cuando lo veo. Cuando hago inversiones en otras empresas, mi tarea es reconocer a los verdaderos emprendedores. A veces me equivoco, pero he invertido en emprendedores que han llegado a ser enormes, como la fundadora de 23andMe o el fundador de Tumblr. A David Karp, por ejemplo, le conocí cuando él apenas tenía 19 años y había dejado la Secundaria. Pero hablé con él y me di cuenta de que era un emprendedor.

EMP. ¿Qué otros rasgos definirían al emprendedor?

MV. A los emprendedores les cuesta mantener un trabajo por cuenta ajena. Se sienten incómodos, les parece que hacen todo mal, son muy críticos del sistema. Siempre ven lo que se puede mejorar, de manera que les cuesta trabajar en grandes empresas a no ser que sean los jefes. Cuando yo terminé mi MBA, mi padre había muerto y no teníamos dinero, así que fui a buscar trabajo, pero nunca me lo dieron. Incluso el mismo banco que me prestó 12 millones de dólares para montar mi primera empresa, me negó un trabajo de 40.000 dólares. No sabían que era la misma persona. Yo estaba con mi business plan y al mismo tiempo con mi curriculum. Pero es verdad que en las entrevistas era muy agresivo y, cuando me preguntaban “¿cómo se ve usted dentro de cinco años?”, yo les decía “mínimo, como su jefe”. En realidad, yo no quería el trabajo. Quería ser el autor de mi propia biografía y no que otros me escribieran la vida.

EMP. ¿Qué creencias pueden obstaculizar más el camino del emprendedor?

MV. Algunos emprendedores creen que, como ellos son totalmente desestructurados, necesitan coger a gente muy estructurada. Si tú miras a emprendedores como Bezos o Larry y Sergey son gente muy desestructurada. Crean y matan empresas dentro de su compañía todo el tiempo porque no quieren una organización vertical y estructurada. A veces los emprendedores noveles buscan un buen gestor que le ayude, pero esos buenos gestores suelen necesitar empresas que el emprendedor no puede ofrecer. Y la compañía fracasa porque es una empresa desestructurada pretendiendo ser estructurada.

EMP. ¿Qué motivos considera erróneos para emprender?

MV. Buscar un proyecto para emprender. A uno le llaman los proyectos. Cuando la gente me dice “quiero emprender, pero no sé qué hacer”, les digo “no hagas nada porque el día en que haya un proyecto que tengas que hacer te va a llamar y no vas a poder vivir sin hacerlo: te va a crear ansiedad no hacer ese proyecto”. Es cierto que mucha gente tiene ideas felices, pero el emprendedor es aquel que no puede vivir sin ejecutar la idea. La idea se transforma en la vocación de su vida. Su deseo de vivir pasa por ejecutarla. Ese es el momento en que uno tiene que ser emprendedor: cuando no le queda otra alternativa que hacerlo porque no llevarlo a cabo sería una alternativa peor.

EMP-¿Qué es lo peor de emprender?

MV. Que la tasa de fracaso es altísima y hay que tener una gran tolerancia al fracaso y, sobre todo, al rechazo. Los emprendedores de éxito se enfrentan a menudo con el rechazo: los accionistas dicen que no, los posibles inversores dicen que no, los posibles empleados dicen que no… Incluso las empresas más exitosas del mundo, como Google, tienen que ver cómo fracasan la mayoría de los proyectos internos que emprenden. Todavía hoy, Google vive más que nada de la idea original de la búsqueda y de la publicidad asociada y ¡lleva 15 años sondeando nuevas vías de negocio! En definitiva, la parte más difícil del entrepreneurship, incluso en el caso más exitoso, es aceptar que muchas cosas no van a salir. En ese sentido yo admiro más a Google que a Apple, porque no veo a Apple experimentando realmente. Si Steve Jobs viniera de nuevo hoy no encontraría nada que él no entendería, vería un mejor iPhone, pero poco más. Supongo que le diría a Tim Cook: “¿dónde está lo nuevo?” Yo le conocí y creo que sería muy crítico con la capacidad de Apple de innovar.

EMP. Y usted que lo conoció, ¿cómo era en persona Steve Jobs? Y ¿qué opinión le merece Elon Musk, quien para muchos es su ‘heredero’ natural?

MV. Steve Jobs era una persona que podía ser bastante desagradable a título personal. La realidad de la persona era mucho peor que la idea de la persona. Jobs era muy agresivo y de un trato muy difícil. También conocí a Elon Musk. Es brillante, un gran ingeniero. Últimamente ha tenido algunos problemas y puede ser que sea por la presión a la que se encuentra sometido. Tesla me parece una empresa muy atractiva, pero no es una red, no es una plataforma, no es un Google, un Facebook o un Apple. Cuando uno compra un Tesla no ayuda a los demás propietarios de un Tesla. Le falta el elemento plataforma y por eso creo que, al final, por más original que sea, corre el peligro de que le copien.

EMP. ¿Qué es lo mejor de emprender?

MV. Tu libertad. Ser el escritor de tu vida. Ver tu producto en el mercado. Ver a la gente usando tu producto. También el ambiente de la empresa. Uno puede hacer mucho para que haya buen ambiente y que cada día que va a trabajar se pueda sentir satisfecho y feliz de lo que hizo. Nunca conocí a un emprendedor de éxito cuya motivación fuese la económica. El dinero es un efecto secundario. Se puede ver como un instrumento para disfrutar la vida, pero, en general, los emprendedores son alcohólicos del trabajo y usan el dinero como las calorías de las empresas: necesitan el dinero para alimentar sus esfuerzos emprendedores. Los emprendedores no viven las vidas que la gente cree. Amancio Ortega, que es el emprendedor más exitoso de España y uno de los más exitosos del mundo, tiene una vida parecida a la del resto de los españoles. Cuando le conocí, vino él mismo a recogerme al aeropuerto al volante de un Volkswagen Golf. Los emprendedores ven el dinero como un recurso para ser mejores emprendedores.

EMP-¿Por qué fracasan las empresas?

MV. En Europa por falta dinero y en EEUU porque les sobra. Yo sigo financiando mis empresas allí: me resulta más fácil y rápido, consigo mejores valoraciones, más dinero y además socios muy valiosos que me ayudan a que mis empresas me vayan mejor. Porque es muy importante tener buenos consejeros y la gente de Silicon Valley son muy buenos consejeros. Mi socio en Overture Life, Vinod Khosla, es el mejor consejero del mundo. Un buen consejero tiene que saber decir que no al emprendedor. La combinación ideal es la de un consejero escéptico con un emprendedor optimista.

EMP. ¿Qué es en realidad un ecosistema emprendedor? ¿Existe en España?

MV. Sí. Los emprendedores nos conocemos entre nosotros y hacemos cosas, eventos, cenas… A los emprendedores les viene bien reunirse en grupos, igual que hacen los ex alcohólicos, en los que nos ayudamos. Eso es, son como grupos de autoayuda, porque los emprendedores necesitan saber si lo que les pasa es una enfermedad o están sanos.

EMP. ¿Y dónde es más fácil emprender, en Barcelona o en Madrid?

MV. Barcelona llevaba las de ganar, pero el independentismo lo frenó. El emprendimiento implica riesgo y todo este movimiento, más allá de sus virtudes o defectos, agrega otra capa extra. A los emprendedores internacionales no les importa el tema político, sino saber dónde va a estar su inversión y ahí Madrid tiene ventaja porque uno sabe dónde va a estar en cinco años, pero no sabe dónde va a estar Barcelona.

EMP. ¿Qué papel juega la administración en el apoyo al emprendedor?

MV. Deberían quitar el Exit Tax. Es un impuesto que suprime la libertad de movimientos de los emprendedores, especialmente para ir a Silicon Valley. El Exit Tax aisló a España en el mundo de los emprendedores. El gobierno no está para financiar empresas, está para arbitrar el juego, para poner reglas que faciliten el juego, no para jugar en sí. Frente a impuestos altos y ayudas prefiero impuestos bajos y no ayudas.

EMP. ¿Qué barreras hay que eliminar para facilitar el camino hacia el éxito?

MV. Los emprendedores deben mirarse en el espejo y decir qué NO soy yo, en lugar de qué soy yo. Por ejemplo, yo no soy un gran gestor de gente. Yo tengo una muy buena intuición de cuáles son las tecnologías a adoptar, pero no soy un buen gestor, de manera que procuro rodearme de gente que sean buenos gestores de gente. Es decir, para reducir el riesgo en mis emprendimientos, me estudio a mí mismo y analizo mis debilidades y cómo compensarlas a través de mecanismos de mercado.

EMP. ¿Y cuáles son las tecnologías sobre las que hay que poner el foco?

MV. Yo estoy metido fundamentalmente en dos: cómo hacer seres humanos, cómo hacer que nazca gente cuando se quiere tener hijos. Vamos a hackear la genética y vamos a programar seres humanos. Ahora mismo el envejecimiento es un programa. Estamos trabajando en automatizar, en usar inteligencia artificial en este tema. Y otra aplicación de la inteligencia artificial que me interesa es la de la movilidad. Las redes de vehículos autónomos. Es un proyecto que tiene que ver con la IA y con usar la machine vision para hacer cosas, sea conducir o elegir embriones, y también con la energía renovable, para que sean autónomos tanto en movimiento como en energía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito