Jugar con la sorpresa

image
Juan Otero y Clarissa O’Leary, dos de los cuatro fundadores de esta propuesta de cuponeo.

Restalo, que espera generar una facturación de 25 millones de euros en 2011, pretende diferenciarse de su competencia sorprendiendo constantemente a sus clientes, lo que incluye, por ejemplo, guiños a los colectivos más afectados por la crisis. “Una de las ofertas que más tirón ha tenido fue la del 70% de descuento para todos los desempleados, en colaboración con un restaurante de Madrid. Los usuarios en paro sólo tenían que mostrar su copia de inscripción en el INEM y su DNI para recibir el descuento en un menú de degustación. En otra ocasión lanzamos descuentos del 50% para grupos en los que estaba incluido el transporte en limousina hasta el restaurante”, recuerda Juan Otero, uno de los tres fundadores de este negocio. En esta misma línea, en sus orígenes, hace tres años, también sortearon 100 cenas gratis. Pero no se quedan ahí. Este negocio ha sido, además, pionero en la creación de una aplicación de reservas desde iPhone y fue también el primero en España en desarrollar una App para iPad.

Desde su creación ha registrado un crecimiento de 400% en volumen de reservas, alcanzando las 500.000 reservas, con casi 14 millones de euros de facturación generada para los restauradores y un ahorro de más de 6 millones de euros para sus usuarios. Ahora mismo cuenta con 3 millones de páginas vistas al mes y más de 300.000 usuarios registrados. Y acaba de recibir una inyección de un millón de euros de Active Venture Partners, capital riesgo que ha invertido antes en negocios de ofertas en Internet españoles, como BuyVip u Oooferton.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes