La ventana indiscreta

Es un hombre de empresa o “monoempresa”, como le gusta decir porque, a excepción de un año, ha dedicado el resto de las casi tres décadas de su carrera a la misma firma, Canon, que le ha ido dando oportunidades hasta alcanzar el puesto más alto en la sede española: “He pasado por ocho puestos diferentes”.

image
Eduardo Fernández en una recreación de la famosa escena de la película de Hitchcock, producida en nuestro plató.

Hoy la filial que dirige abarca a España y Portugal y ocupa a 902 personas sólo en nuestro país. Le hemos pedido que pose a lo James Stewart en La Ventana Indiscreta y lo ha hecho encantado porque, como defiende este apasionado del cine, “es un buen momento para hacer cosas diferentes que nos permitan salir un poco de la “tristeza” que hay a nivel general; además es la demostración palpable de que con un poco de imaginación y una cámara se pueden hacer muchas cosas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

EMPRENDEDORES: ¿Cómo se ve la realidad económica a través del objetivo de una cámara?
EDUARDO FERNÁNDEZ: Un poco oscura. Pero para eso tenemos el diafragma, para abrir un poquito y que entre un poco de claridad. Tengo una gran confianza en que esto tiende a mejorar. Eso sí, con esfuerzo de todos como país y como economía y con un poquito de confianza y alegría.

EMP. ¿Cuál sería el diafragma que habría que abrir?
E.F. El que meta más luz en la foto. Ahora mismo hay mucha confusión. Hay un exceso de información que lo que hace es confundir. En cuanto vemos un inicio de confianza, inmediatamente sale el diferencial del bono alemán y ya parece que estamos ante un desastre general, cuando la realidad no es tan grave para la economía del día a día que es la que nos mueve un poquito a todos. Las crisis en gran parte se generan por una falta de confianza y en este sentido las noticias que se dan continuamente contribuyen a generar más desconfianza, que hay que romper para tirar para adelante.

EMP. ¿Qué es mejor un teleobjetivo o un gran angular para buscar soluciones a los problemas?
E.F. Para ver la situación global es mejor un gran angular, porque la perspectiva amplia nos ayuda a ver qué es lo que pasa, cómo están las cosas y las posibles soluciones. Pero creo que también hay que usar un tele y un zoom para acercarnos a muchas cosas, verlas claramente y poderlas arreglar. Cuando empezó todo esto la perspectiva era muy global, muy mundial y ahora hay que empezar a mirarnos un poquito al ombligo y ver cómo lo vamos a solucionar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes