Hijos de Rivera o el éxito de ser diferentes

En la presentación de resultados de la propietaria de Estrella Galicia se habló de diferenciación, de crecimiento internacional, de agilidad en las decisiones y de emprendimiento colaborativo, entre otros temas.

Ignacio Rivera consejero delegado de Hijos de Rivera
Estrella Galicia

Ignacio Rivera, consejero delegado de Hijos de Rivera (propietaria, entre otras marcas, de Estrella Galicia y Cabreiroá), presentó hoy en A Coruña los resultados de una compañía que en el 2018 superó la barrera de los 500 millones de euros, hasta alcanzar una facturación consolidada de 508 millones, una subida interanual del 9%. No fue éste el único hito señalado por Rivera, quien también puso el foco en los 308,8 millones de litros de cerveza producidos a lo largo del pasado ejercicio, un incremento del 11%, y los 184,9 millones de litros envasados de agua (un aumento del 8%).

Otras cifras a subrayar tienen que ver con un beneficio después de impuestos de 66,3 millones de euros, una inversión de 100,1 millones y una plantilla que hoy cuenta con 1.087 personas. Esta progresión se encuadra en la fase expansiva que viene atravesando esta firma gallega en los últimos años. “Como muestra, el incremento de la facturación entre el 2010 y el 2018 fue del 167%, mientras que en este periodo la producción de cerveza se triplicó”.

El crecimiento se sustenta, en gran medida, en la apuesta de Hijos de Rivera por “hacer las cosas de forma diferente”, explica Rivera. “Nuestra estrategia es cualitativa, con unas operaciones siempre al servicio de la diferenciación. A partir de aquí, luchamos contra la estandarización, lo que se traduce, por ejemplo, en que cada cerveza tiene su propia receta, en que tardamos más que otros fabricantes en hacer la cerveza… Y lo cierto es que éste es un camino que no vamos a abandonar”.

Hijos de Rivera cierra así su plan estratégico 2016-2018 -“un periodo en el que invertimos 236 millones de euros”- y da el pistoletazo de salida al plan que los llevará hasta el 2021 y que “abrirá un nuevo camino”, como adelantó Rivera. “Llevamos elaborando planes desde el 2010 y, desde entonces, la compañía ha cambiado mucho”.

Como ejes estratégicos de este nuevo plan -en el que prevén superar los 300 millones en inversiones- Rivera incidió en la idea de seguir siendo diferentes. “Intentaremos que nuestra propuesta se aleje todavía más de la de los demás operadores”. En paralelo, “buscaremos que la competitividad cada vez sea mayor, con nuestra única fábrica de A Coruña, que despliega una capacidad de 450 millones de litros de cerveza”. Otra clave pasa por seguir siendo una empresa ágil. “No queremos perder nuestra frescura y que el tamaño nos impida ser igual de rápidos como hasta ahora”. La internacionalización, por último, es el otro gran puntal de la estrategia definida por una compañía presente en siete países, a través de 24 empresas. “Ya no se trata sólo de ir plantando semillas en nuevos mercados, sino en desarrollar algunos de ellos. El foco lo pondremos en Europa y en América, siendo Brasil en esta última área el motor de crecimiento. En Asia y África, mientras, iremos poniendo las bases para poner en marcha iniciativas ya en el próximo plan”.

Rivera incidió además en el compromiso con el medio ambiente como otras de las grandes propuestas de valor. En este escenario, Hijos de Rivera cuenta hoy en día con una firme vinculación con el campo y la sostenibilidad, ya que las materias primas con las que elabora sus productos provienen de más de 23.000 hectáreas de cultivos sostenibles. Además, subproductos de su actividad como el bagazo de cerveza ya se reutilizan como alimentación animal y sus productos han estado siempre 100% libres de anillas de plástico.

El universo emprendedor también protagonizó este encuentro, con el balance que el máximo responsable de la empresa hizo de The Hop, un programa de emprendimiento colaborativo que pusieron en marcha el pasado año, con seis startups ganadoras . “Es uno de los proyectos que más satisfacciones nos ha dado y con él hemos aprendido muchísimo. Esta iniciativa nos ha dado velocidad, ha contribuido a nuestra cadena de valor y te hace pensar en clave disruptiva”. De cara a la segunda convocatoria, “quizás esté más enfocada a la sostenibilidad y economía circular, con un acento más internacional”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito