Buscar la libertad financiera: “Si no gestionas bien tu dinero, es posible que otro lidere tu vida”

Sergio Fernández, fundador de Instituto Pensamiento Positivo, conferenciante y escritor te cuenta en su nuevo libro los pasos que tienes que dar para alcanzar la libertad financiera.

image
Instituto Pensamiento Positivo

Se dice que cuando no encuentras el libro que buscas acabas por escribirlo. Eso es, en parte, lo que le sucedió a Sergio Fernández que después de consultar cientos de obras relacionadas con el dinero le parecían todas “algo voladas” con mensajes del tipo ‘Yes, you can’ o ‘Deje de ser un perdedor y hágase rico’. Pero, entre esto y la gente que madruga cada día para acudir a su trabajo, hay un hueco muy grande y ese es el que dice cubrir el autor con su nuevo libro: ‘Libertad financiera’. Él habla de “conocimientos muy prácticos bajados a tierra” y expuestos desde la voz de su propia experiencia, adquirida a lo largo de los diez últimos años. “Este libro te dice qué tienes que empezar a hacer para que tu situación económica mejore mientras conservas todavía tu empleo.

La pregunta que debemos hacernos para saber si gozamos o no de libertad financiera es sencilla: ¿Irías mañana a trabajar si hoy, por el motivo que fuese, dispusieras del dinero suficiente como para no hacerlo? Si la respuesta es no, entonces eres un esclavo del dinero. “No tengo nada en contra de trabajar a cambio de dinero, el drama es cuando lo haces exclusivamente por eso y no porque te gusta tu trabajo y sientes que estás donde quieres estar”, afirma. El libro no va, pues, dirigido a quienes se conforman, sino a “todas aquellas personas que sientan que el dinero es un problema en su vida y estén cansados de esto. A cualquiera que piense que se merece vivir en un barrio mejor, unas buenas vacaciones o no estar siempre pendiente de la cuenta del restaurante...a la gente que piensa así, el libro le fascinará”.

LA ASIGNATURA PENDIENTE

Hay, sin embargo, una advertencia con la que arranca el libro: “No creo en programas tipo ‘hágase rico al instante’ o en fórmulas mágicas. Creo en el trabajo diario aportando valor, pasándolo en grande y en la construcción de una carrera profesional a largo plazo sirviendo a los demás con compromiso y honestidad”.

Pero, además de trabajar, si lo deseas, para poner tu talento al servicio de la sociedad, lo otro que haría falta es dotarse de cierta inteligencia financiera. Esto es: “el arte de saber generar, administrar, hacer crecer y saber proteger tu dinero”, según la definición del autor. Al final se trata de adquirir determinadas habilidades al alcance de todos para dejar de ser unos analfabetos financieros.

Ese analfabetismo generalizado al que se hace referencia en el primer capítulo del libro es algo que resulta sospechoso al autor. “¿Cómo es posible que exista tanta desinformación sobre el dinero cuando es algo que todos tratamos a diario? De verdad que es algo que me enerva porque creo que la educación es capaz de transformar la vida de las personas, por eso me dedico a ella. Si te fijas, la mayoría llevamos muchos años trabajando para un sistema donde no se nos explicó ni una sola vez que existía un concepto que se llamaba libertad financiera, es decir que puedes vivir sin tener que trabajar salvo que, insisto, desees hacerlo porque disfrutas de ello. ¿Por qué nadie nos cuenta cómo hacerlo?”. La respuesta la ofrece él mismo en su libro: “Hablemos claro, si no estás gestionando tu dinero, entonces es posible que alguien esté liderando tu vida”.

LOS HÉROES DEL SIGLO XXI

Distingue también Sergio Fernández entre el concepto de libertad financiera del de independencia financiera. Lo explica con un ejemplo: “Si gasto 1.000 euros al mes y tengo 10.000€ ahorrados, dispongo de libertad financiera para 10 meses. Si gasto 1.000€ al mes y tengo alquilada una nave por 1.200€ mensuales, dispongo de un flujo de dinero suficiente como para no trabajar. Alcanzo entonces la independencia financiera que procede de los ingresos pasivos”.

Pero si estas enseñanzas son útiles para cualquiera, más lo son para los emprendedores, a quienes Sergio Fernández considera “los verdaderos héroes del siglo XXI” en el sentido de que son quienes generan riqueza y aportan valor. “Hablar de mejora económica y emprendimiento debería ser redundante. El objetivo de cualquier emprendedor debe ser aportar algo al planeta tierra y la consecuencia natural de eso es ganar dinero”.

EL CRECIMIENTO PERSONAL

Para que esa simbiosis se produzca, es preciso que tanto la empresa como el emprendedor crezcan a la par. “Una empresa no crece ni un milímetro más de lo que crecen sus fundadores personalmente. El desajuste entre ambos no es sostenible en el tiempo. Hay que seguir aprendiendo y adquiriendo habilidades por el camino. Si yo no hubiese crecido como ser humano y como profesional desde que lancé el Instituto Pensamiento Positivo hace siete años con 30 alumnos, ahora sería incapaz de gestionarlo con 2.000 plazas”, es el ejemplo que pone.

Teniendo en cuenta el peso del desarrollo personal en lo profesional, fundó Sergio Fernández Instituto Pensamiento Positivo en el año 2012. Lo otro que dice que les diferencia del resto de organizaciones de apoyo a los emprendedores es que, dentro de la parte profesional, “lo hacemos todo muy aterrizado, muy fácil y con un lenguaje cercano al pequeño y mediano empresario. Son grupos muy heterogéneos, con personas de ambos géneros, de todas las edades y de todo tipo de empresas”.

EL SALTO A LA DIGITALIZACIÓN

De niño, Sergio Fernández soñaba con ser periodista pensando que, desde ahí, podría cambiar un mundo que le parecía “de locos”. Sin embargo, ahora se ha convertido en un emprendedor y escritor de éxito y, aunque parezca que no, existe coherencia en su trayectoria profesional.

Tras concluir los estudios de Publicidad y Relaciones Públicas, se formó como coach en 2001, actividad que compaginó con el tema de la comunicación como asesor de prensa en un Ayuntamiento. En el año 2008 empieza con el blog y la escritura del libro Vivir sin jefe, que se publicaría en 2009. Ese mismo año inicia una sección de radio titulada Pensamiento positivo que en 2011 se convierte en programa. Paralelamente escribe Vivir sin miedo, El Sorprendedor y saca un juego de mesa, Sorprendedores, estos dos últimos como coautor. En el año 2012 arranca en solitario el proyecto de Instituto Pensamiento Positivo al que ha ido sumando diversos seminarios y masters, como ‘Vivir con abundancia’, ‘Vivir con Propósito’ o el Master de Emprendedores.

Y en esa obsesión que dice Fernández sentir por compartir sus conocimientos con el mayor número posible de personas, el gran proyecto de cara a 2019 es trasplantar al online el Master de Emprendedores que, hasta ahora, se impartía solo de forma presencial en Madrid y Barcelona. Confía en llegar así a toda España y al mercado latinoamericano. El proyecto se incluye dentro de todo un proceso hacia la digitalización de la empresa en el que ya se hayan inmersos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito