Club de Compra: Más que un súper online

Aunque a priori Alice pueda parecer un supermercado online más, su propuesta es distinta. Se trata de una plataforma de e-commerce que pone en contacto a clientes y fabricantes.

Experiencia de compra
De hecho, lo primero que hay que hacer para comprar en Alice es registrarse. Esto se nota especialmente en la manera de acceder a los contenidos, con una forma intuitiva de presentarlos –por temas o estancias: rincón del desayuno, baño, cuarto de los niños, cuidado de ropa y vajilla...–, mucha más información –descripción, composición, medidas– y resaltando productos destacados. Según Somalo, lo que se busca es “proporcionar al cliente una experiencia de compra muy superior a la que tiene en otras plataformas. Y esto son un montón de detalles”. ¿Algunos de ellos? Poder disponer de un surtido más amplio que en la distribución tradicional, tener la certeza de que llegarán todos los productos del pedido o poder acceder a ofertas personalizadas gracias a la relación directa con los fabricantes.

Mayor conocimiento del consumidor
“Al tener una relación directa con el consumidor, el fabricante optimiza su relación con él. El aumento de la rentabilidad vendrá de la fidelización. Podrá conocer y saber la historia de sus clientes, adaptando las promociones y la política comercial a cada uno. Y eso redunda en una mayor rentabilida”. Así, además del beneficio de la venta, el proveedor aprovecha el conocimiento de sus compradores. “Los proveedores aprenden mucho con nosotros y usan esa información en su relación con los consumidores. Por eso, también se benefician los retailers, que consiguen que los proveedores que han aprendido hagan mejores promociones para sus clientes”, puntualiza. En realidad, los principales clientes de Alice no son los consumidores finales, sino los fabricantes, que pagan una cuota. Somalo no ha concretado el importe de la misma, ni tampoco qué porcentaje puede supone esta partida respecto al total de los ingresos de Alice.es.

Ventas multicanal
El proveedor también tiene ventajas. El responsable de Alice.es destaca que cada marca “tiene capacidad para decidir qué surtido vende, el precio o las promociones que quiere hacer, algo que no puede hacer en la distribución tradicional, donde no pilota la relación con el consumidor. Aquí tiene libertad y establece una relación directa con el consumidor. Ayudamos a las marcas a vender en Alice, pero también desde su propia tienda web o desde su perfil de Facebook –desde donde se puede redirigir a Alice– y a gestionar los cupones de descuento, por ejemplo. Son herramientas que ponemos su disposición”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes