¿Startups tecnológicas? Más fácil en España que en Estados unidos

Ha sido el visto y no visto. A Anboto, una empresa especializada en diseño y producción de asistentes virtuales, esos ordenadores que hablan con los clientes de cualquier compañía a través de Internet, le bastó unos meses para pasar de mero proyecto empresarial a empresa hecha y derecha.

image
Xabier Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de la compañía, rodeado de parte de su equipo, 25 empleados que proceden de las mejores universidades.

Uribe-Etxebarria, que ha contado con ayudas y subvenciones en las diferentes fases de su proyecto por parte de la Diputación de Vizcaya, el Gobierno Vasco o el Ministerio de Innovación, opina que “es más fácil emprender aquí que en Silicon Valley“. ¿Sorprendente? El CEO de Anboto dice que “en España disponemos de mucho más opciones en la etapa inicial del desarrollo de una empresa”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una vez que la nueva empresa supera esa etapa inicial y necesita cifras superiores al millón y medio de euros, empiezan los problemas. “A esos niveles el mercado de capital venture en EE UU está mucho más desarrollado que en España y en Europa”.

Este joven emprendedor tampoco tiene dudas de que “si bien es cierto que en EE UU las posibilidades de financiación son más altas, en las etapas medias (entre 1,5 y 15 millones de euros), no te pienses que ahí te regalan el dinero; los inversores van mucho más preparados y te exigen que el proyecto sea muy sólido“. Además, “hay que ir rápido. No les interesa conocer tu historia ni perder el tiempo con largas presentaciones. Hay que ensayar lo que llaman el elevator pitch (discurso de ascensor): tienes que ser capaz de crear interés en 55 segundos“.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes