Claves de éxito

Rafael Domínguez de Gor es el artífice de Mayoral, un empresón con sede en Málaga que ha creado a base de trabajo, mucho trabajo, sin obsesionarse por las grandes cifras ni por figurar en los medios. Quizás por eso es una marca desconocida para muchos, a pesar de su abrumador liderazgo en moda infantil.

Pioneros
Apostaron en 1966 por el segmento de moda infantil, en un momento que no parecía que fuese a tener el desarrollo actual. Aunque reconoce que fue porque la fábrica de calcetines de sus padres estaba en quiebra y por similitud técnica, resultaba más fácil la confección de punto infantil.

Calidad-precio
La estrategia de Mayoral se basa en buscar continuamente un perfecto equilibrio entre moda, calidad y un precio competitivo en el mercado. Y, en los últimos años, también en potenciar la filosofía y personalidad de su marca.

Puntos de venta multimarca
Han sido la clave de su expansión internacional. El 80% de sus ventas se produce en este tipo de comercios. De hecho, hasta 1997 no empezaron a dar prioridad a sus propias tiendas, tanto es así que el 45% de las 130 tiendas Mayoral que hay en el mercado se ha creado en los últimos cuatro años.

Empresa familiar muy profesionalizada
Rafael Domínguez de Gor acaba de pasar el relevo a su hijo Manuel Domínguez de la Maza, actual director general. Pero insiste en que todos sus hijos están perfectamente preparados para los puestos que ocupan. Ninguno habla menos de tres idiomas y todos tienen algún máster internacional. El protocolo familiar exige esos requisitos a cualquiera de las siguientes generaciones para incorporarse a puestos ejecutivos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes