La escuela india con billete directo a Silicon Valley

El colegio que prepara a sus alumnos para ser los nuevos directivos de Silicon Valley

image
Getty Images

Cuando Anand Kumar perdió a su padre, también descartó la posibilidad de ser admitido en la Universidad de Cambridge para continuar sus estudios de matemáticas. Sin la ayuda económica de su padre, la familia no tenía los recursos suficientes para costear la matrícula, una familia que vivía en la pobre Patna, un estado al norte de la India.

Para buscarse la vida, Kumar trabajaba como matemático por el día y por las noches vendía con su madre papad, un plato típico indio. En 1992 Kumar dio un paso adelante en su vida y decidió empezar a dar clases de matemáticas. Quería ofrecer la oportunidad de que los niños sin recursos de su región pudieran tener la posibilidad de estudiar y aprender matemáticas.

Comenzó dando clases a una persona, pero pronto vinieron más jóvenes que no podían pagar la cuota de admisión de la escuela para aprender matemáticas. Bajo este contexto nació Ramanujam School of Mathematics, la escuela para personas desfavorecidas con la aspiración de que sus alumnos trabajen en las grandes empresas de Silicon Valley.

El coste de la matrícula es asequible para cualquier alumno, incluso hay estudiantes que ni siquiera pagan nada por aprender. Los alumnos están durante toda la mañana aprendiendo conceptos matemáticos con Kumar y , por la tarde, haciendo ejercicios sobre la materia enseñada ese día. Los estudiantes más talentosos pasan a formar parte del selecto grupo llamado “Super 30”, con el objetivo de enseñar a estos pupilos a superar el examen de ingreso al Instituto Indio de Tecnología(IIT).

¿De qué trata esta institución? Es la principal universidad tecnológica del país, un orgullo para India. Esta facultad está en el mismo nivel de Harvard o cualquiera de las grandes universidades de Estados Unidos. Muchos de sus alumnos se posicionan como ejecutivos en las empresas de Silicon Valley. Eso sí, acceder a ella requiere pasar por una prueba que excede los niveles normales académicos.

Cada año se presentan medio millón de alumnos, los cuales están durante un largo periodo de tiempo estudiando únicamente para este examen. Además, solo es posible presentarse a dos convocatorias del test. En otras palabras, solo tienes dos oportunidades en tu vida para poder entrar en esta institución. Gaokao, la selectividad china, se queda a un nivel inferior con respecto a esta prueba.

La escuela que creó Kumar consiguió en 2003 ingresar a 18 de sus Super 30 en el prestigioso IIT. Pero esto fue solo el principio, al año siguiente 22, y 28 dos años después.En 2008 y 2009, las cosas mejoraron aún más. En términos matemáticos, los Super 30 ingresaron en su totalidad en el IIT. Ante este acontecimiento, la escuela se hizo famosa y demuestra que los pobres pueden ser tan inteligentes como los ricos. ¿Cuántos Steve Jobs habrá por el mundo sin la oportunidad de explotar sus capacidades?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito