Trabajar en McDonald's: grandes personajes que aprendieron (y mucho) mientras pelaban patatas

La franquicia aporta una serie de valores que sirven a sus empleados para llevar su trayectoria profesional a otro nivel

McDonalds Time Square
MendelewskiGetty Images

Cuando entres a una tienda de ropa o un restaurante de comida rápida y veas a jóvenes motivados haciendo un trabajo tedioso y poco remunerado, no los desprecies, ni los mires por encima del hombro, podrías estar delante de nuevos genios sin darte cuenta. Deja a un lado los estereotipos, estos trabajos, en muchas ocasiones, enseñan una serie de valores, que no se aprenden en ninguna parte.

Es el caso de McDonald’s. Hay una lista de directivos y personas de éxito que empezaron su carrera profesional en esta cadena de restauración. Para algunos de ellos trabajar en McDonald’s fue una buena experiencia, para otros, todo lo contrario. Aún así, estas celebridades aprendieron una serie de habilidades y formas de trabajar, que no hubieran sido posibles en otro lado.

¿Qué valor añadido tiene esta cadena de comida rápida?¿Qué aprendieron estas personas de la empresa?¿Fue un impulso para convertirse en quienes son hoy? Uno de los lemas más de reclutamiento de McDonald’s más famoso dice: “Aprender mientras ganas dinero”. Con este eslogan queda clara la postura de la franquicia frente a sus trabajadores: el trabajo es una forma de aprendizaje.

¿Y qué más se aprende en esta legendaria marca? A trabajar en equipo, a no mostrar temor al tratar con los clientes, a ser humildes, responsabilidad, entre otras cosas. La atención al cliente es una de las máximas de la compañía. “Si amas lo que haces y siempre pones al cliente primero, el éxito será tuyo”, explica Ray Kroc, fundador de McDonald’s. A continuación te presentamos tres casos de éxito de famosos que comenzaron su carrera profesional en Mcdonald's.

Jay Leno: presentador de televisión

¿Quién es Jay Leno? Aquí en España es poco conocido, pero en Estados Unidos es una de las caras más visibles de la televisión. Durante más de 20 años presentó el programa The Tonight Show with Jay Leno para la NBC, uno de los más famosos de la cadena. Su exitosa carrera le ha brindado la oportunidad de coleccionar más de 100 coches, incluido un McLaren F1 por valor de millones de dólares.

Pero antes de encontrar la fama y la fortuna, Leno empezó su carrera en McDonald’s (Andover, Massachusetts) cuando era solo un adolescente. Mientras Leno pelaba patatas en el establecimiento, también aprendió lecciones importantes para los negocios, que le fueron útiles en los años siguientes.

"Trabajé en un restaurante en Main Street durante dos años, de 1966 a 1968", dijo Leno a Cody Teets en su libro Golden Opportunity: carreras notables que comenzaron en McDonald’s. Ëstaba pelando patatas cuando me encontré un calzoncillo sobre mi montañas de patatas. A veces los empleados se cambiaban de uniforme en la cocina”, explica.

“El caso es que Tom, el encargado, entró en la cocina y vió la prenda en el inoportuno lugar. Yo esperaba que Tom me dijera que tirara la capa superior de patatas y lave el resto. En cambio, dijo simplemente: ‘Deshazte de todas esas patatas’”, añadió. Leno aprendió una lección sobre el éxito: nunca puedes ir demasiado lejos para asegurarte de que estás produciendo un gran producto.

Leno recuerda que los estándares de calidad eran bastante altos. “Fue una de esas lecciones de vida que nunca olvidé". En su carrera como comediante, el propio Leno mantuvo altos estándares para bromas y material.

Jeff Bezos: fundador de Amazon

El hombre más rico del mundo también pasó por los fogones de Mcdonald's cuando él tenía tan solo 16 años. Es cierto que no estuvo más de un verano en la compañía, pero absorbió como una esponja todo lo que le enseñaron en la franquicia. “Yo era cocinero, porque no me dejaban estar de cara al público, demasiado joven para atender a los clientes”, explica.

La tarea más difícil para Bezos fue mantener el frenético ritmo de trabajo de la compañía. El trabajo también le dio una visión del servicio al cliente: "Aprendí que es realmente difícil", dijo a Fast Company. Hoy, la "obsesión del cliente" es uno de los pilares fundamentales de Amazon.

En el tiempo que pasó en McDonald’s, Bezos extrajo una serie de recomendaciones. Su consejo para los jóvenes es mantener siempre los ojos abiertos para las lecciones que se pueden aprender en cualquier trabajo, aunque solo sea dándole vueltas a las hamburguesas. "Puedes aprender la responsabilidad en cualquier trabajo, si te lo tomas en serio", dijo a Golden Opportunity. "Aprendí mucho de adolescente trabajando en McDonald's", dijo. "Es diferente de lo que aprendes en la escuela. ¡No subestimes el valor de eso! ".

James Franco: actor, escritor y director

En 1996, Franco se movió a Los Ángeles desde Palo Alto para estudiar inglés en UCLA. Al llegar allí se dio cuenta de que la mitad de la ciudad estaba trabajando en la industria del cine y la otra mitad estaba intentando meter la cabeza en el negocio. Franco tendría que esperar dos años para poder ser admitido en la escuela de drama.

“Dos años me parecieron una eternidad”, dijo Franco en una columna en The Washington Post. “No tuve el apoyo de mis padres porque decidí dejar el colegio y buscar suerte en el mundo de la actuación. Así que tuve que buscarme un trabajo. Mcdonald's estuvo ahí para mi cuando nadie más lo estuvo”, relata.

Para sentirse realizado, Franco ponía acentos falsos con los clientes para practicar sus escenas en la clase de actuación. Algunas personas se llegaron a creer que era italiano. Poco a poco empezó a conocer el tipo de cliente, quienes eran más problemáticos y quienes no. “Padres pidiendo comida para sus hijos son los peores. Si olvidas echarles mostaza a su hamburguesa podría ser el fin del mundo para ellos”, explica. Franco aprendió que no importa donde trabajes, sino como aproveches el tiempo mientras estás trabajando en este tipo de empresas.

Finalmente, James Franco salió a la luz por interpretar al Duende Verde en la primera trilogía de Spider-man, ahora es uno de los actores más conocidos en Hollywood, pero siempre que viaja por carretera y ve un Mc Donald’s, se detiene a comprar una hamburguesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito