Bernard Arnault: El 'lobo con el abrigo de cachemir' que domina el mercado del lujo

Se encuentra en el cuarto puesto de la Lista Forbes gracias a su lucidez en los negocios.

US-LUXURY-GOVERNMENT-VUITTON-TRUMP
NICHOLAS KAMMGetty Images

Bernard Arnault no nació en una familia humilde, no es el prototipo de emprendedor que surgió de la nada y acaba controlando una gran compañía. Aun así, su historia es digna de enmarcar, porque una cosa es tener la suerte de heredar una fortuna y otra es saber controlar esa fortuna. Ese es Bernard Arnault, el hombre más rico de Francia y uno de los más ricos del mundo. Y esta es la historia de cómo ha mantenido y aumentado su patrimonio.

Hijo de Jean Arnault, un famoso hombre de negocios, propietario de Ferret-Savinel, una empresa francesa de ingeniería civil. Desde pequeño Bernard fue instruido en el mundo de los negocios, así que no es casualidad que siguiera los mismos pasos de su padre en su vida profesional. Recalcamos que esta no es la historia de Billy Elliot, Bernard quisiera o no, estudió y se matriculó en la prestigiosa École Polytechnique y obtuvo un título en ingeniería. Al graduarse entró en el negocio de su padre como ingeniero.

Con Bernard en la compañía, la empresa empezó a crecer y él convenció a su padre de expandir el negocio a otros sectores. Está fue una jugada maestra, porque desde ese momento, la vida de los Arnault cambió para bien. De manera que entraron en el sector de la construcción y encontraron un éxito significativo en el sector del campo.

Cuando el capital de la empresa fue lo suficientemente potente, la firma empezó a adquirir otras empresas. Así, Bernard Arnault se convirtió en propietario de la prestigiosa marca Christian Dior y de los grandes almacenes Le Bon Marché. Aquí entra en escena LVMH, una multinacional francesa de bienes de lujo, formada bajo la fusión de Louis Vuitton y Moët Hennessy.

En su afán expansionista, Bernard Arnault compró acciones en esta empresa. En 1989 se hizo con el control del 43.5% de la compañía, convirtiéndose en el accionista mayoritario y, por tanto, con mayor poder en la firma. Esta maniobra le valió el apodo de “lobo con el abrigo de cachemir" por la comunidad empresarial francesa. Pero después de esto, el imperio de Arnault se estancó y se mantuvo siempre alrededor de la decimoquinta posición en la Lista Forbes.

Pero, recientemente, otra jugada maestra del magnate galo ha catapultado el patrimonio de Arnault. En 2010, contaba con un patrimonio de 24.000 millones de euros y recientemente ha cuatruplicado su valor, alcanzando los 93.600 millones, según Forbes. ¿A qué se debe este aumento de capital?

El pasado mes de noviembre, Arnault adquirió de Tiffany's, el joyero estadounidense famoso por sus anillos de compromiso y collares de diamantes blancos, en un acuerdo de 14.500 millones de euros. LVMH dijo que el acuerdo transformaría su división de relojes y joyas, que incluye a Bulgari, TAG Heuer y Hublot, y aumentaría su presencia en Estados Unidos. Tiffany se incorpora a las 75 grandes marcas del grupo. Los anillos de compromiso y de boda de Tiffany van desde los 1.600 euros para una banda de platino hasta las 45.700 libras para un anillo de doble halo con diamantes rosados.

Así, Bernard Arnault se convierte, si no lo era ya, en verdadero rey del mercado del lujo mundial. Pero sus proyectos no terminan aquí. El millonario también apoya causas socioculturales y medioambientales. Prometió 200 millones de euros para la restauración de Notre-Dame después del incendio a principios de este año, y LVMH ha donado 9.9 millones de dólares para combatir los incendios forestales en la selva amazónica. Pero, ¿qué nueva gran empresa tiene intención de comprar Arnault?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito