¿Sabías que la compra de Alaska fue uno de los mayores negocios de la historia?

El zar ruso Alexander II todavía debe estar arrepintiéndose de haber vendido Alaska a los estadounidenses.

USA Alaska : Klondike Gold Rush, Alaska: gold seekers at - 62 degrees Celsius - 1906 - Photographer: Philipp Kester - Vintage property of ullstein bild
ullstein bild Dtl.Getty Images

Abraham Lincoln, George Washington , Thomas Jefferson… De entre todos los altos cargos conocidos de los Estados Unidos seguro que no te suena William Seward, secretario de Estado desde 1861 hasta 1869. Este ilustre personaje fue el responsable de la realización de uno de los mayores negocios conocidos en la historia. En 1867, Alaska, el estado más extenso de Estados Unidos, fue comprada a los rusos.

Los críticos de la época no vieron con buenos ojos la compra del secretario de Estado, quienes tildaron la maniobra como "La locura de Seward", ya que pensaban que el territorio no tenía nada que ofrecer. Pero pronto, como bien relata Jack London en sus relatos y novelas, aquella tierra alejada del mapa escondía el compuesto químico más codiciado: el oro. A finales del siglo XIX una ola de inmigrantes pusieron rumbo al norte, acontecimiento conocido como la fiebre del oro de Alaska.

Pero vayamos a las cifras. El gobierno de Estados Unidos pagó al imperio de Rusia 7.2 millones de dólares (6.5 millones de euros) por el territorio de Alaska. Las comparaciones son odiosas, pero el traspaso de un jugador de fútbol de nivel medio podría moverse en estas cifras. Por no hablar del gasto que supone comprar a una estrella. Por ejemplo, Neymar le costó al Barcelona 222 millones de euros. Ahora, cuesta creer que la compra de un área tan grande solo valiera esa cantidad, aunque la época fuera otra.

Traduzcamos entonces esta suma de dinero a un valor actual. Teniendo en cuenta la inflación, los 6.5 millones de euros que adquirió el zar ruso Alexander II por Alaska equivaldrían a un capital superior a 90 millones de euros actuales. En otras palabras, su valor actual valdría 14 veces más que su precio de compra.

Añadamos más datos al asunto. El territorio de Alaska no es solo una superficie con oro en sus ríos, también abundan otros recursos naturales como el petróleo. A mediados del siglo XX, las empresas petroleras encontraron grandes yacimientos de petróleo en el estado. Recientemente Repsol, junto con su socio estadounidense Armstrong Energy, han descubierto 1.200 millones de barriles de petróleo, lo que representa el mayor yacimiento en suelo estadounidense durante las últimas tres décadas.

Pero volvamos de nuevo atrás en el tiempo. ¿Por qué Alexander II decidió vender Alaska?¿Cuáles fueron sus motivos? La respuesta es puramente estratégica. Por aquel entonces Inglaterra era una superpotencia y dominaba gran parte de Estados Unidos con muchas zonas en Canadá. Esta cercanía de Inglaterra al Imperio ruso por la frontera de Alaska suponía una amenaza que el zar no estaba dispuesto a soportar.

De forma que Alexander II decidió eliminar de raíz la amenaza vendiendo el territorio a Estados Unidos, así ganaría dinero por la venta y evitaría un conflicto mayor con Inglaterra. Lo que no pudo prever es que estaba vendiendo un trozo de tierra de incalculable valor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito