Olga Muns, cofundadora de Cervesera del Montseny

“En Europa es habitual que casi cada pueblo tenga su microcervecera”

image
La compañía cofundada por Olga Muns va a contratar a un comercial especializado en exportación, que se sumará a la plantilla actual.

Pioneros entre los pioneros, Olga Muns y Julián Valles se enamoraron de la cerveza artesanal tras ir a un curso de elaboración impartido por Pablo Vijande, un maestro cervecero que trabajó en una pequeña brewery británica y tiene una firma de venta de equipos y materias primas. Tanto que los dos convencieron a su profesor para que les uniera en la fundación de una microcervecera. Corría el año 2006 y la CCM (Companyia Cervesera del Montseny) nacía al año siguiente. “Pensamos que en el Montseny, una cordillera entre Barcelona y Gerona, era un sitio ideal dada la buena calidad del agua“, recuerda Olga. A lo que se añadía la cercanía de Barcelona (a 70 kilómetros). Compraron una maquinaria de segunda mano, inglesa, y se instalaron en una nave de 300 m2, en Seva, un pueblo de la comarca. “La inversión inicial fue de 180.000 euros, que financiamos en parte con un préstamo de 70.000”, señala.

No fue una decisión fácil, ya que “el público no estaba habituado a pedir este tipo de cerveza. Ahora empiezan a hacerlo, pero en 2007 la gente pedía una, y punto”. Los tres se decantaron por un cerveza de tipo inglés, la Montseny Malta, una ale con mucho cuerpo y que exige una fermentación a temperatura más elevada. Con el tiempo fueron añadiendo otras variedades-marcas; la Blat, una weissbier alemana, la Negra, elaborado al estilo irlandés, una roja de tradición catalana. Tras el inicio de la producción, en el 2007, la CCM vendía 250.000 botellas en el 2008, cifra que subía a 360.000 el 2011, año en el que se igualó la producción del 2010.

La empresa, en cifras
Fundación: 2007
Inversión neta: 110.000 €
Facturación 2011: 360.000 €
Botellas producidas 2011: 360.000 unidades
Empleados: 5

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes