Los negocios que harán el 'coronagosto' durante la cuarentena

Una pequeña lista de irreductibles empresas resiste al invasor y genera ganancias a gran escala.

Business man wearing mask
ljubaphotoGetty Images

“La humanidad ha estado peleando contra plagas desde el inicio. Nos patean el trasero por un tiempo. Luego, atacamos de vuelta”. Esta es la frase más esperanzadora que hemos restacado de la apocalíptica serie The Walking Dead. Pero, de momento, nos encontramos en medio de la tormenta.

Parece que el mundo se ha vuelto loco. Las bolsas mundiales se desangran, el precio del barril desciende, se paralizan los comercios, los grandes eventos… Activada la cuarentena por el coronavirus en regiones como La Rioja o Madrid (a la espera de que se unan más a la medida), los hábitos de los consumidores cambian.

En este revuelo, surgen negocios irreductibles que resisten al invasor, que han sabido aprovecharse de la situación y ver una oportunidad donde otros ven crisis. A continuación os mostramos 5 sectores que harán el agosto durante esta cuarentena.

1.Supermercados

        El manual básico de cómo sobrevivir a un apocalipsis: aproxímate al supermercado más cercano y recoja las provisiones necesarias para aguantar los días venideros. El kit de supervivencia está compuesto por agua, alimentos no perecederos y medicamentos. Suministros básicos para poder aguantar por si la situación se tuerce más de lo esperado.

        Así, los consumidores han llenado sus carritos de comida y han arrasado con las estanterías de los supermercados. Colas y colas han inundado los pasillos de estos negocios. Juan Roig, el dueño de Mercadona quiso hacer un llamamiento a la calma: “Siempre ha habido productos para abastecer y ahora también. Los servicios de los sectores de alimentación y distribución son muy eficientes en España.

        2. Productos sanitarios

          Hemos visto miles de carteles por zonas y centros públicos que aconsejan a los ciudadanos a lavarse las manos. La psicosis ha llegado a tal extremo que la limpieza de manos se ha vuelto un acto de primera necesidad (como cuando miramos el móvil).

          La necesidad de comprar gel desinfectante de manos viene precedida por la imposibilidad de lavarnos las manos en todo momento. No hay un aseo en cada rincón de la ciudad para mantener las manos alejadas del COVID-19. Este tipo de productos ha disparado sus ventas en los últimos días. Este producto ha llegado incluso a invadir el sector de la belleza y tres modelos diferentes figuran entre el top 10 de ventas de Amazon.

          Pero la joya de la corona son, sin duda, las mascarillas. La subida del valor de este producto se estima entre un 500 y 1000%. En concreto, una mascarilla médica de la marca 3M ha pasado de costar 11,28 euros en 2019 a alcanzar 89,95 euros durante la crisis del coronavirus.

          3. Plataformas en streaming

            El estado de incertidumbre actual genera que muchas personas decidan evitar el contacto humano. Por ello, una solución muy inteligente es quedarse en casa (esperando pacientes a que el virus se contenga). ¿ Y cuál es la mejor forma de sobrellevar el exilio en casa? Las plataformas de streaming.

            El eterno domingo: serie, manta y palomitas. Plataformas como Netflix, HBO, Amazon Prime Video, Apple TV, y ahora, Disney han visto aumentadas sus suscripciones durante las últimas semanas. Por ejemplo Netflix ha reportado un incremento de un 15% sus acciones.

            4. Delivery

              Bajo la misma teoría que en el punto anterior, el temor de salir a la calle y contagiarse, obliga a las personas a mantenerse en sus casas. De forma que, los más radicales, optan por pedir comida a domicilio. Las plataformas de comercio electrónico y de comida a domicilio han disparado sus ventas.

              Muchas empresas de delivery se están adelantando a los acontecimientos y ya ofrecen la posibilidad de entrega sin contacto físico. "Sabemos que siempre hay personas que, por razones de salud, podrían preferir una experiencia de entrega sin contacto y creemos que esto brindará a los clientes esa opción", explican en el blog del servicio de entrega de terceros, Postmates. Todo sea por reducir las posibilidades de contagiarse por coronavirus.

              5. Cuidadores de niños

              “¿Qué hago ahora con mis hijos?”, se preguntan unos padres que no pueden hacerse cargo de sus vástagos. Tras el cierre de los centros educativos, los niños han quedado en libertad sin vigilancia de un adulto. Aunque los abuelos se podrían hacer cargo, los responsables de seguridad sanitaria aconsejan que no sean estos los que asuman esta tarea por ser personas de alto riesgo. Como siempre: donde está la necesidad se encuentra el negocio.

              Canguros, babysitters, nannies y todo tipo de cuidadoras/es aparecen al rescate de este marrón para los padres. Un negocio puesto en práctica, en su mayoría, por universitarios, que también han visto cómo cerraban las universidades. “La gente está desesperada y nosotros podemos echar un cable, además de ganarnos un dinerito extra”, dice María, una estudiante de Derecho de 21 años.

              Publicidad - Sigue leyendo debajo
              Más de Casos de éxito