La Sureña

La cervecería de los cubos de botellines

image
En la imagen Carlos Pérez Tenorio, director general de Restalia. El primer restaurante de La Sureña abrió en 2010 y al acabar 2012 la enseña espera tener ya 70 locales en funcionamiento. Actualmente, cuenta con más de una veintena de establecimientos en cinco comunidades (Madrid, Andalucía, Barcelona, Valencia y Extremadura), por lo que su potencial de crecimiento aún es grande. La Sureña prevé un fuerte crecimiento de su negocio en los próximos años, en España y en el exterior.

¿Es posible hacer algo nuevo en el segmento del tapeo? Evidentemente, no se puede innovar demasiado con los productos ofrecidos, entre los que la cerveza y las raciones tradicionales son protagonistas absolutos. Pero sí se puede buscar una manera distinta de comercializarlos. Y cuando la idea funciona, se extiende como la pólvora. Éste es el caso de los cubos de botellines de La Sureña, auténtico sello de identidad de la enseña. Esta cadena de cervecerías pertenece al grupo Restalia, creador de 100 Montaditos, otra idea que también fue muy innovadora en su momento.

Lo novedad reside en su forma de dinamizar la venta, pues la enseña se ha adaptado al difícil contexto de descenso del consumo mediante una agresiva política de precios y promociones. “La Sureña introduce en el mercado una idea revolucionaria pero sencilla: un cubo de latón que contiene cinco botellines de cerveza a tres euros”, explica Carlos Pérez Tenorio, director general de Restalia. Además, completa su oferta con 12 raciones de productos de la gastronomía popular española, desde jamón ibérico hasta gamba blanca de Huelva, a un precio único de seis euros. “El sabor genuino de los productos de nuestra cultura, junto a un precio competitivo, definen el valor añadido de La Sureña”, remarca. En una línea similar a la seguida con la promoción Euromanía de 100 Montaditos, La Sureña cuenta con Doblemanía, un 2x1 en raciones, todos los jueves. “Considerando la inestabilidad de la situación actual, el sector de la restauración ha de analizar la crisis como una oportunidad. Nosotros, conscientes de ello, apostamos por ingeniar soluciones originales e innovadoras que se adapten a sus necesidades”, declara el director general del grupo. El tiempo dirá si la fórmula escogida es rentable y se consolida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes