Peggy Sue’s

Viaje al american way of life de los 50

image
José Muñiz, director general de la cadena. El pasado ejercicio supuso el espaldarazo definitivo de Peggy Sue’s. Así pues, la firma casi multiplicó por tres ventas y abrió 15 nuevos locales en 2011. Pero este fue sólo el primer peldaño de su escalada, ya que la franquicia espera cerrar este año con casi el doble de restaurantes y un aumento en su facturación próximo al 80%. Además, Muñiz declara que “la primera aventura internacional será en Francia, con un local propio y una franquicia directa antes del 2013. Y también Lisboa, con una franquicia directa”.

Qué mejor lugar para degustar una hamburguesa que en restaurante estadounidense de los años 50? Si sumamos nostalgia y restauración temática, el resultado es Peggy Sue’s, una cadena de restaurantes ambientada en los años del twist y el rock and roll en EE UU. “En 2006 se nos ocurrió que en el segmento de la comida rápida había un hueco para un formato diferente. Como clientes, nos dimos cuenta de que llevábamos muchos años sin que ocurriese nada relevante en el mundo de la hamburguesa. Abrimos nuestro primer Peggy Sue’s en febrero de 2007. Era un local diminuto, de 25 metros cuadrados, en la calle Amaniel de Madrid. A los pocos meses, nuestro pequeño restaurante se había convertido en un sitio al que venía gente de toda España”, relata José Muñiz, director general de la cadena. Aquel fue el primero de los cuatro locales propios que se abrieron paulatinamente en Madrid. Poco después, la enseña apostó por el formato de franquicia.
“Él éxito de la fórmula se ha basado en saber resucitar un producto que tenía mala fama y que estaba siendo tratado con poco cariño por la industria. Además, ofrecer la mejor calidad posible a un precio razonable y recrear con fidelidad los divertidos años 50 como parte importante de la experiencia del consumidor”, afirma Muñiz. Además, la empresa cuenta con fábrica propia, donde elabora el 60% de los productos que luego se sirven, lo que revierte en una calidad superior y un precio final más ajustado para el consumidor. Asimismo, con el fin de ofrecer un buen precio a sus clientes, la enseña renuncia a emplazamientos en zonas premium con elevados alquileres y no invierte en marketing tradicional. Su principal apuesta es el desarrollo de una imagen corporativa plenamente identificable, con una ambientación muy característica: mobiliario, decoración, colores, indumentaria del servicio, tipografía...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes