Sushimore

La democratización del sushi

image
Gema Olavarrieta, socia de la franquicia. La franquicia comenzó a operar en verano de 2011, por lo que el presente año será su primer ejercicio completo. Sushimore espera cerrar 2012 con unas ventas de 1,85 millones de euros y que su facturación se duplique holgadamente en los ejercicios siguientes. En cuanto al número de locales. en mayo de este año ya contaba con 14 unidades plenamente operativas. El objetivo para este ejercicio es cerrar con 40 locales. Y la empresa confía en mantener este ritmo de aperturas en 2013 y 2014, poniendo en marcha 40 y 50 establecimientos, respectivamente.

Cuántas veces has visto una película o una serie estadounidense en la que los protagonistas piden comida japonesa a domicilio o se la llevan a casa? Aunque la gastronomía nipona va calando poco a poco en nuestro país, todavía no estamos acostumbrados a la fórmula take away o al reparto a domicilio. Y mucho menos a un precio asequible. Ésta es la apuesta de Sushimore, la última iniciativa de Rafael Machío, también creador de la franquicia de estética No+vello.

El objetivo de esta franquicia es popularizar la comida japonesa y derribar la barrera que la separa de muchos potenciales consumidores que no se atreven con ella por desconocimiento o por el elevado tique medio de estos restaurantes. “Sushimore es un espacio en el que disfrutar de sushi de máxima calidad de un modo informal, en el propio establecimiento o en casa, en el trabajo, etc. Y el precio es muy asequible, por lo que es posible introducirlo dentro de los hábitos del cliente. No es como los restaurantes japoneses, que frecuentemente tienen precios más elevados y no permiten disfrutar de esta gastronomía todo lo que desearían muchas personas”, explica Gema Olavarrieta, socia de la franquicia. Además, la enseña trata de aumentar su target ofreciendo productos para todos los gustos. Por ejemplo, dispone de variedades de sushi con pollo o vegetales que ofrecen una alternativa para aquellos a quienes no les guste el pescado o sean vegetarianos. Y también ofrece al cliente la posibilidad de confeccionar un menú personalizado eligiendo las piezas de sushi que más le gusten y completando con otros productos tradicionales japoneses como edamame, sopa miso, bebidas y postres. La comida se elabora diariamente en cada establecimiento, con materias primas, equipamiento y formación facilitados por la central.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes