“Nunca sigas a la mayoría”

"Lo peor que puedes hacer es agarrar una oportunidad pensando que vas a ganar millones". Martin Miller nos desvela los secretos del éxito de la ginebra mejor valorada del mundo.

Se autodefine iconoclasta, malhumorado y perfeccionista. Martin Miller no deja indiferente a nadie. Cuando se le pregunta por su pasado, recuerda que casi siempre ha sido un hombre sin casa: “Ahora vivo entre mis propios hoteles. Pero hubo un tiempo en que era verdaderamente un 'sin techo'. Lo intenté como experimento. Viví en mi coche en Londres durante 18 meses. Funcionó bastante bien; de hecho, fue un periodo muy feliz y sin preocupaciones. Desarrollé una red en los lavabos de los hoteles elegantes donde podía convencer al conserje para que me dejara duchar y afeitar. Funcionó perfectamente. Puedo recomendar especialmente los lavabos de Chelsea Physic Gardens. A menudo me cambiaba allí para ponerme mi esmoquin antes de atender algún evento. Desde fuera puede parecer bastante raro”.

Un emprendedor polifacético

Fundador de Martin Miller's Gin y propietario de una cadena de hoteles, este emprendedor ha sido también escritor ocasional (publicó ‘Success with the fairer sex’), fotógrafo, organizador de conciertos de música pop y amante de las antigüedades, entre otras muchas cosas.

“La mayoría de mis negocios han empezado a partir de aficiones o pasatiempos, los cuales, aunque no me hubiera implicado profesionalmente, me habría gustado realizar por placer. Tanto en el mundo de las antigüedades o el editorial, como la propiedad o administración de hoteles, o la destilación de ginebra, el hilo conductor ha sido siempre hacerlo con gusto. De esta forma, la pasión por lo que estás haciendo lo impregna todo. La peor cosa que puedes hacer es tratar de agarrar una oportunidad pensando que vas a ganar millones. Porque en el momento en que descubres una oportunidad, ésta ya ha pasado.

El mercado necesitaba una salvación

Su vena empresarial le viene del espíritu inquieto que tiene y el deseo constante de nadar contra corriente. “Me gusta decir: 'Nunca sigas a la mayoría', porque si ves una oportunidad que todos desean, no la sigas, porque ya ha pasado. En 1998, cuando empecé el proyecto Martin Miller’s Gin, todos creían que estaba loco. Todos me decían que debería hacer vodka. Mi idea ahora sigue siendo la misma que entonces: ¿El mundo necesita otro vodka? Y la respuesta entonces era la misma que ahora, definitivamente no. La ginebra, por otra parte, estaba en condiciones lamentables, necesitaba una salvación. Claro, ahora existen más ginebras raras y bellas que vodkas. ¡Tal vez es el momento de salvar el vodka!”.

Miller fundamenta el nacimiento de su ginebra premium en una necesidad: “Cuando empecé, las marcas de ginebra estaban desapareciendo de manera rápida y me consideraron un loco simplemente por pensar en lanzar una ginebra en ese momento. El proceso empezó a proyectarse en mi mente en 1997. Acababa de 'experimentar' un típico ‘Pub Gin and Tonic’ en Londres. Dos cubitos de hielo pequeños y húmedos, en un vaso para cerveza, un poco de ginebra de baja calidad, con un pistoletazo de tónica y adornada con un gajo de limón en conserva. Naturalmente, ¡asqueroso! Entonces, pensé: ‘¿Es éste el camino de la ginebra? ¿Me voy a convertir en un bebedor de vodka?’ Y fue entonces cuando decidí que tenía que hacer mi propia ginebra”. Y ahora su ginebra se vende en más de 43 países de todo el mundo.

Una afición casi innata

Miller no duda en afirmar que su afición por la ginebra le viene desde la cuna: “Mis padres siempre dicen que fui concebido con ginebra. Así que para mí fue como la leche materna. Soy un gran admirador de una buena ginebra con una buena tónica. Pero igualmente me encanta presentarles a los bebedores de vodka las maravillas y los misterios de la ginebra. Me gusta hacer bebidas como bloody marys y mojitos, reemplazando el vodka con ron blanco o mi ginebra. Y la respuesta general es ‘wow'. Este es el mejor bloody mary o mojito que he probado, ¿cómo lo hiciste?’ Y les digo cómo. Y me encanta especialmente cuando dicen: ‘Pero, si odio la ginebra’”.

Este emprendedor reconoce que todo el mérito no es suyo: “No debemos jugar con las cosas que no entendemos. El alcohol es una cosa difícil, así que recluté al mejor destilador que se puede comprar con dinero y pasé 18 meses desarrollando mi mejor receta con él. Empezamos a hacer pruebas intensivas de sabor a mediados de 1997 e inicialmente el proceso fue muy rápido. Conseguimos cubrir casi el 80% del tramo del camino en unos seis meses. Después, empezaron los problemas. Necesitamos un año y casi 40 pruebas para completar el último 20% del camino”.

Las claves del éxito

Miller subraya que el éxito de su ginebra no se basa en ingredientes raros o exóticos: “Cuando la gente me pregunta cuál es el ingrediente secreto de mi ginebra o qué es lo que la hace tan especial, esperan que diga un ingrediente raro y exótico, encontrado en una intrincada selva, o perseguido, con gran peligro para mí, en un bazar de Hindu Kush. Mi respuesta les confunde en la mayoría de los casos. La clave están en el amor, la obsesión y la locura”.

Y así, Miller reconoce que el proyecto se basó, desde el principio, en amor y respeto hacia la ginebra, sus tradiciones y producción. “Eso es lo que la hace especial. Después, está la obsesión completa de mi equipo con cada detalle de la producción de Martin Miller's Gin. A veces creo que ese es nuestro ingrediente secreto. ¿Y sobre la Locura? Esa es la mezcla de los destilados con el agua pura de los manantiales de Islandia que utilizamos. Simplemente, es la mejor agua del mundo para mezclar espirituosos, dando a mi ginebra su suavidad única, tanto en nariz como en boca. Lo malo es que es terriblemente costoso incorporarla. Esto es porque es un agua viva, es decir, que no es desmineralizada o pasteurizada, como otras aguas de otras ginebras. También es bastante difícil de manejar, requiriéndose una verdadera habilidad por parte del mezclador. Desde un punto de vista comercial es una locura, pero los resultados hablan por si mismos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes