La buena onda de la geolocalización

Las posibilidades de aprovechamiento empresarial de los satélites de posicionamiento son infinitas y están sólo en sus inicios. Cuatro pymes españolas, nacidas desde diferentes sectores, ya están en ‘órbita’ y con muy buenos resultados. 

Quién diría que de algo tan sencillo como lo de fijar la posición de algo (un vehículo, un móvil, una persona…), una tecnología creada con fines exclusivamente militares, podría llegar a nacer un sector tan pujante como el del GPS.

Generador de empleo

Sin embargo, no hay la menor duda de que los negocios creados en torno a la utilización de esta constelación de satélites, la más popular de la Historia, han alcanzado cifras billonarias (miles de millones de euros al año) en segmentos como los navegadores para coches –con el popular Tom Tom–, la gestión de flotas, la detección de vehículos robados, el seguimiento de colectivos de personas o las nuevas modalidades de seguros a la carta.

Situado en las fronteras de la ciencia ficción, con funcionalidades todavía desconocidas por el público, este sector ha dado origen a la creación de miles de empresas en todo el mundo, que generan centenares de miles de empleos en áreas tan diversas como los equipos, el software, la consultoría o los servicios, por no obviar que están contribuyendo al crecimiento de otras actividades vinculadas directamente a los móviles, el seguro, la agricultura y la telemedicina, entre un largo etcétera.

Todavía queda espacio

En el reportaje se cuentan cuatro historias de cuatro empresas españolas que han desembarcado en los negocios por GPS a partir de actividades anteriores en la seguridad, el software, el control de satélites o los servicios de radiofrecuencia. Todas ellas están en la vanguardia de un sector que dobla su tamaño cada tres años, y que aún tiene mucho recorrido.

Un sector que dobla su tamaño cada tres años

Según un estudio de MarketsandMarkets de noviembre de 2011, el sector ya ha superado los 12.000 millones de dólares en el mundo y se situará en los 26.700 millones en 2016, un crecimiento del 23% anual. Incluso en el saturado sector de la gestión de flotas por GPS, hay recorrido. Un estudio de la consultora Berg Insight revelaba que a finales de 2011 había un total de 2,5 millones de vehículos comerciales (de flota) gestionados por GPS en Europa, cifra que se doblará en el 2016 cuando alcance los 5,7 millones.

El GPS ha suscitado la aparición de un sector billonario compuesto por empresas de equipos, software y proveedores de servicios. En gestión de flotas (que sigue siendo la actividad dominante), los principales actores en Europa son empresas como Masternaut (260.000 unidades gestionadas), Tom Tom Business Solutions (200.000) y Digicore y Trimble, con 100.000 cada una. Sin alcanzar esta masa crítica, a las españolas tampoco se las puede calificar como enanas. Con flotas gestionadas de entre 10.000 o 30.000 vehículos están en condiciones de crecer y lanzarse al exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología