Berioska, una historia en evolución

El camino de Berioska hasta el lugar que ahora ocupa es una continua demostración de adaptación a al ritmo y necesidades del mercado.

image
La gama de fijadores capilares y la pistola solar pronto alcanzaron notoriedad en el mercado.

Ricardo Soucase y María del Carmen Villar, padres del actual director general de la empresa, fundaron la compañía en 1981. El negocio iba creciendo e incluso se absorbió a otra empresa del sector en 1984.

El paulatino crecimiento de la empresa obligó a emprender la construcción de nuevas instalaciones, que se inaugurarían en 1994. Fruto del trabajo en aquella época, llegaron al mercado productos que alcanzarían gran notoriedad, como la gama de fijación capilar Bypsa y la pistola solar Babaria lanzada en 1995, pionera en el uso de este tipo de difusor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desafortunadamente, el fundador fallecía dos años más tarde de inaugurar la nueva factoría. Su hijo seguiría haciendo crecer la compañía. Así, la empresa fue seleccionada en 1997 como interproveedor de Mercadona, firmando un acuerdo para fabricar los productos cosméticos con la marca propia del distribuidor valenciano. Este hecho impulsaría definitivamente su negocio. Dos años después, su fábrica tenía que empezar a trabajar a doble turno. Y desde 2002 produce 24 horas y cinco días a la semana.

Además, la empresa ha realizado una importante inversión en la última década. En este periodo levantó un almacén robotizado, desarrolló una planta de envasado con control microbiológico y puso en marcha nuevos reactores de formulación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito