Estrategia de contención

En los últimos años, la compañía ha variado su estrategia para poder afianzar los resultados.

Entre 2007 y 2009, la cifra de negocio bajó, como consecuencia de la crisis del sector de hostelería y restauración.

La respuesta de la empresa fue apostar por consolidarse más en supermercados e hipermercados, ampliando además el portafolio hacia productos de más valor añadido, y en este sentido potenciar su departamento de I+D. Eso les ha permitido volver a incrementar los resultados.

El pasado año, la subida de facturación fue sólo del 2%, pues la compañía notó las consecuencias del incremento del IVA desde el mes de septiembre.

También han aplicado una política de contención de precios: en 2012, no los subieron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito