El Eneko inversor

De Bilbao a Silicon Valley. Así es la trayectoria de este emprendedor y business angel, que desde hace dos años está instalado en la meca de las empresas tecnológicas para lanzar su último proyecto, la empresa de aplicaciones de juegos Ludei, al liderazgo mundial.  

Empezó hace cinco años como Business Angel, bajo el paraguas de Ideateca, y a día de hoy, además de gestionar sus propias empresas, participa en otras ocho compañías, con una media de inversión de 30.000 euros. Especialista en las nuevas tecnologías, para decidirse a entrar en un proyecto, éste “debe ser un negocio que yo entienda perfectamente, con capacidad internacional y promovido por un emprendedor que sea ambicioso, que se crea que lo va a conseguir y a poder ser que lo haya hecho antes. Un emprendedor novato tiene muchas probabilidades de fracasar, así que prefiero que lo haga con el dinero de otro”.

Aunque todavía ninguna de sus empresas ha vivido un exit, sí “tengo algunas participadas que van como un tiro, como Habitissimo y Ticketbis, en las que ya han entrado nuevos inversores que han hecho valoraciones muy interesantes”. Y a la hora de entender la empresa, ¿qué diferencias hay entre el emprendedor y el inversor? “Un inversor que también ha sido emprendedor va a ser mejor inversor y va a entender mejor al emprendedor. Ahora bien, como emprendedor sabes cómo hacer las cosas. Y como inversor, muchas veces harías las cosas de diferente manera a cómo lo hace el emprendedor pero tienes que respetarlo y dejarle caminar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito