4 ejemplos de 'emprendedores por necesidad' que han triunfado

No suele ser muy recomendable el maridaje entre la necesidad y el emprendimiento. Sin embargo, además de ser una relación cada vez más frecuente, existen también casos de triunfo en proyectos motivados precisamente por esa necesidad del impulsor. Estos son algunos ejemplos.

Fran Gómez, PayThunder y Qualica-RD
Fran Gómez

Francisco Javier Gómez: la oportunidad que llegó cuando le pusieron en la calle

Cuenta Francisco Javier Gómez Gómez que no estaba seguro de si quería ser emprendedor o no, pero que tampoco se lo preguntaron. Una mañana, tanto él como su hermano Alejandro, se encontraron con la carta de despido sobre la mesa. No era el mejor momento, que la crisis “estaba en todo lo alto”, pero tampoco había que darle muchas vueltas. Ambos hermanos capitalizaron lo que les correspondía del paro y, poco tiempo después, en 2012, montaron una empresa: Qualica-RD , especializada en sistemas de identificación automática.

Empezaron en un piso de 30 m2, en un tercero sin ascensor, en Córdoba, su ciudad natal, y al año de salir al mercado ya estaban facturando 1,2 millones de euros y vendiendo en 12 países. Esos dos empleados/socios que empezaron siendo en Qualica-RD son hoy una plantilla que supera las 20 personas.

Ya en 2014 Fran Gómez se animó con otro gran amigo a lanzar un segundo proyecto, PayThunder , esta vez dentro del Fintech. Se trata de una aplicación que ofrece numerosas ventajas tanto al usuario como a los establecimientos de la zona. Además PayThunder permite al usuario pagar con su teléfono móvil u otros dispositivos NFC como pulseras.

Tanto con la primera como con la segunda, Francisco Gómez ha recibido premios de todos los colores y, a día de hoy, está considerado como experto nacional en blockchain. De hecho es uno de los 26 expertos seleccionados por la ONU para investigar el uso del blockchain en Smart Cities. “Sí, yo emprendí por necesidad y tenía clarísimo que íbamos a durar 3 o 4 meses, pero me equivoqué”, afirma.

image
Picasa/ Mamá Hormiguita

Mamá Hormiguita: emprender para ser madre a tiempo completo

Llegó un momento en el que, por encima de todo, Inmaculada Alonso quería ser madre y serlo, encima, a tiempo completo. A su favor tenía un buen trabajo con un sueldo envidiable y, en contra, la falta de una pareja estable, una enfermedad crónica y la edad. Pero aún así no era lo malo lo que impedía la maternidad, sino ese fabuloso y exigente empleo que la mantenía de avión en avión.

Así que se sometió a un tratamiento de reproducción asistida sin decir nada en la compañía. Se enteró del embarazo estando en Portland (EE.UU), durante un viaje de empresa, la cual no recibió bien la noticia de contar en el staff con una madre soltera. Tampoco Inmaculada Alonso tuvo dudas. A regañadientes llegó a un acuerdo económico con la compañía y se instaló en Noia, el pequeño pueblo de A Coruña en el que nació y reside su familia. Desde aquí montó su negocio, Mamá Hormiguita , un marketplace para la compra-venta online de productos de puericultura y prendas para niños de segunda mano.

El cambio en la vida de Inma Alonso fue radical. No solo se convirtió en cabeza de una familia monomarental de mellizos sino también tuvo que acostumbrarse a contar la calderilla. Reconoce que no ha sido fácil emprender y ser doble madre por primera vez, pero en ambos casos se siente gratificada. Del portal no puede decirse que sea aún un éxito global, pero sí que durante los, aproximadamente, cuatro años de vida que tiene el crecimiento ha sido sostenible.

image
Insulclock

Insulclock: la solución a un problema personal que nadie aportaba

La diabetes en la familia de José Luis López debutó primero en su hermana de 9 años y luego se le declaró a él mismo. Desde entonces se inyecta insulina 5 veces al día. También Jesús Arena tenía un familiar con diabetes del que tenía que estar pendiente para que cumpliese el tratamiento. Partiendo de ese problema común y amigos desde hace tiempo, José Luis y Jesús decidieron crear Insulcloud una empresa que arrancó con el lanzamiento de insulclock como primer producto.

La solución para evitar errores en el suministro diario de la insulina consiste en un sistema formado por una aplicación móvil gratuita y por el dispositivo Insulclock® que se ancla a las plumas de insulina para convertirlas en plumas inteligentes. “Además, el sistema se integra con múltiples glucómetros, de forma que tus niveles de glucosa y tus dosis de insulina aparecerán en tu app, ¡como por arte de magia! Podrás saber si ya te has pinchado, podrás tener recordatorios de que tienes que insulinizarte, saber si tu pluma ha estado expuesta a temperaturas no óptimas para la insulina y mucho más. Y si eres familiar de una persona con diabetes, podrás estar informado de todo lo que ocurre”, afirman.

La empresa estuvo entre las cien startups finalistas de South Summit 2017 y ha recibido varios premios al emprendimiento. Actualmente Insulcloud se aloja en el espacio de La Nave, del Ayuntamiento de Madrid. Como empresa emergente empeñada en mejorar la vida de las personas Insulcloud quiere seguir diseñando dispositivos electrónicos y soluciones digitales basados en I+D para mejorar el seguimiento del tratamiento.

image
Doofinder

Doofinder: el resultado de una solución de autoempleo

Y si ya hemos dicho arriba que Qualica-RD nació en un piso de 30 m2, el origen de Doofinder hay que buscarlo en un sótano de la calle San Emilio, en Madrid. Aquí es donde coinciden Iván Navas, entonces vendedor en paro, y Enrique Martínez, desarrollador. Ambos son los fundadores de esta empresa tecnológica que ha desarrollado un motor de búsqueda interno para los ecommerce y que funciona también search engine para webs corporativas e intranet.

Aseguran que, cuando empezaron, no tenían muy clara la idea de negocio pero entienden que a veces es mejor hacer las cosas sin darle demasiadas vueltas. A ellos al menos les ha funcionado. De los 0€ facturados en 2011, el año en que constituyeron Doofinder, pasaron a cerrar 2017 con una facturación de 1.800.000€, el 80% procedente del mercado exterior.

La plantilla que empezó siendo de dos supera ya a los 30 y acaban de recibir, el pasado mes de enero, el premio al Mejor Producto Digital de los Product Hackers Awards,

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito