La teoría de la desexportación

image
¿Qué crisis? “Las crisis nos afectan positivamente. En realidad, cuando las cosas van mal, la gente compra menos gambas, Jabugo y vino... ¿quién no tiene 30 céntimos para una bolsa de pipas?”.

A veces para exportar con garantías es necesario desexportar. Ahora mismo el 5% de las ventas de Grefusa se reparte entre EE UU, Japón, Inglaterra y Portugal. Un porcentaje que quieren poner a cero para empezar de nuevo. “Estamos dejando de exportar intencionadamente. Hasta ahora estábamos vendiendo en ferias. Es un esfuerzo tremendo, que no compensa. Al final lo que se venden son contenedores. Y no queremos vender así. No sabemos qué piensa el consumidor”. ¿Qué proyecto tienen? “En tres años queremos entrar en un mercado extranjero como lo hacemos en España: con consumidor, con detallistas y escuchando. O Inglaterra u Holanda”, adelanta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Por qué una apuesta de este tipo? “La globalización hace que el consumidor sea homogéneo. Eso hace que en todo el mundo se acostumbre a un producto, y cuando surge otro diferente y convive con esto, tiene posibilidades de crecer”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes