Björnulf B. Benatov, de Grupo Euroconsult

Obsesionado por la calidad en las obras, Benatov confiesa que su gran reto es que la empresa siga creciendo y conserve el mismo estilo independiente.

“Desde que hace unos seis años un infarto estuvo a punto de jubilarme definitivamente, no he planificado cómo será mi primer día fuera de la empresa”, reconoce Björnulf B. Benatov, consejero delegado y fundador hace 40 años de Grupo Euroconsult, una empresa con más de 900 empleados –que el año pasado facturó 54 millones de euros–, especializada en asistencia técnica y calidad para grandes obras de ingeniería. Noruego de nacimiento, aunque afincado en España desde hace 43 años, Benatov ha participado como gran experto en las principales obras de autopistas y túneles que se han construido en nuestro país. Amante de la velocidad (participa regularmente junto a su hijo en rallyes) confiesa, no obstante, que lleva tres años profesionalizando la compañía con la incorporación de un consejo de administración “muy potente, para que pueda tener una continuidad después de que yo no esté. Mi mayor motivación es ver que los profesionales que se están incorporando sean los adecuados y sigan con las mismas ideas que han hecho que esta empresa siga adelante. Me parece triste que grandes personajes del mundo de la empresa, de la universidad, etc., de repente se jubilen. ¿Y después qué? Siempre que se tenga la mente funcionando, lo mejor es seguir al pie del cañón”. Amante también de la lectura (tiene una biblioteca personal de unos 6.000 libros, de los que 1.700 son técnicos y 600 de arte), Benatov se ha marcado una primera etapa de retirada a los 75 años. “Ya le dicho a mi hijo que se haga a la idea de que en 2013 ya no voy a estar a las 8:30 en la oficina. Vendré a los consejos y estaré siempre a disposición de todos. También dependerá del estado de salud que tenga y de mi estado mental. Tengo mucho proyectos en mente y pienso que la vida es muy corta para todo lo que se puede hacer”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes