Revolución Digital: hablan las CEOs de las grandes empresas españolas del sector

Emprendedores las ha reunido para que nos den su visión de por dónde van a ir los tiros de las nuevas tecnologías y cómo afectarán al mundo emprendedor.

Desde la invención de la máquina de vapor en 1769 pocos inventos habían alterado tanto el ecosistema económico mundial como la economía digital y todo lo que conlleva. Nuevos modelos productivos, nuevas maneras de organizar el trabajo, nuevos liderazgos y talentos, nuevas empresas, en definitiva. Tanto es así que ya se ha dado en llamar la cuarta revolución, la tecnológica. Y nos preguntamos: ¿es casualidad que en nuestro país esta revolución esté liderada por mujeres? Porque en efecto así es. Ellas son Marta Martínez, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel; Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España; Helena Herrero, presidenta de HP para España y Portugal; Pilar López, presidenta de Microsoft España; Fuencisla Clemares, directora general de Google para España y Portugal, e Irene Cano, directora general de Facebook Iberia. ¿Nuevos tiempos requieren nuevas formas de liderazgo? Tal vez. Sea como sea, les hemos pedido su ayuda para hacer una radiografía de su sector y conocer cómo van a afectar las nuevas tecnologías a los negocios actuales y los que vendrán y han aceptado hablar para Emprendedores sobre lo divino y sobre todo lo humano, tecnológicamente hablando. Tienen en común su visión positiva acerca de los efectos que las nuevas tecnologías tendrán sobre los negocios actuales y sobre los que han de venir, pero también la aceptación de que esas nuevas tecnologías requieren de un nuevo talento y, sobre todo, de un nuevo liderazgo más técnico, participativo, abierto y tolerante. Conozcamos sus conclusiones

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El impacto de las nuevas tecnologías en los negocios

A todo el mundo le gustaría tener una bola de cristal con la que predecir el futuro, sobre todo el empresarial, si está pensando en montar un negocio. Y, aunque nuestras invitadas no tengan nada de adivinadoras de feria, sí tienen mucho de visionarias y de especialistas de su sector, de manera que conviene tener muy en cuenta sus predicciones de lo que vendrá y sus análisis de lo que ya está. Como recuerda Pilar López, de Microsoft, “nos encontramos ante la llegada de la ola más emocionante y disruptiva de tecnología que la humanidad haya experimentado”. Algo en lo que coincide Irene Cano, de Facebook, “Estamos al borde de una revolución tecnológica que va a modificar la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos”. Y que tiene un claro efecto sobre el emprendimiento, como señala Fuencisla Clemares, de Google: “Todo el mundo tiene acceso a las nuevas tecnologías y todo el mundo puede emprender. El cloud permite abordar el mundo a golpe de clic y esto está dando lugar a innovación en distintos sectores, permitiendo que el emprendimiento crezca de forma sostenible”. Pero la revolución digital está llegando a todo tipo de negocios. Y así lo recalca Marta Martínez, de IBM, para quien “en la nueva economía digital ha llegado el turno de las empresas de siempre. El 80% de los datos del universo no está en Internet, sino en el back office de las empresas”. Pero veamos qué tecnologías marcan esta nueva revolución digital.

- Inteligencia Artificial: Es, con el machine learning, la Gran Tecnología. Según recoge López, “se calcula que, en 2020, el 85% de las compañías a nivel mundial utilizará IA y que, en los próximos tres años, esa tecnología generará 1,1 billones de dólares adicionales de ingresos a las empresas que la utilicen”. Para Helena Herrero, de HP, el gran impacto de la IA “vendrá de la mano de la automatización. Permitirá, por ejemplo, desarrollar chatbots que atiendan a los clientes y resuelvan sus dudas o sistemas para la recepción y tramitación de pedidos en los que no intervenga ninguna persona”. Es, además, como recuerda Cano, “una tecnología que tiene un gran componente social, por ejemplo, en Facebook, las personas invidentes pueden participar en la conversación. También nos ayuda en la traducción automática de textos”. En la misma línea se manifiesta López, “nuestra app Seeing AI permite a las personas ciegas obtener una audio-descripción y la IA está detrás de las recomendaciones. Cada empresa, cada proceso, cada producto y la forma de trabajar de cada empleado serán redefinidos mediante el uso de la IA.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo

- Big Data: “La transformación digital ha traído una auténtica revolución de datos que es necesario analizar para extraer conocimiento de ellos. El Big Data ayuda a las empresas a identificar tendencias, a conocer a sus clientes y a optimizar procesos”, insiste Herrero.

- Internet de las cosas: Para Rosa García, “el IoT está permitiendo una auténtica revolución en muchos sectores productivos por el potencial de mejora de eficiencias que genera, así como de monitorización y control del proceso productivo. Siemens cuenta con una plataforma abierta de IoT, Mindphere, que permite por ejemplo, crear un gemelo digital, con el que las empresas pueden crear modelos virtuales”.

- Blockchain: Herrero está convencida de que el efecto de esta tecnología sobre las empresas va a ser “uno de los más relevantes. El blockchain va a acabar con muchos intermediarios y va a introducir una gran transparencia sobre las transacciones no solo en el sector financiero, sino también en la automoción o la distribución minorista”. IBM predice anualmente qué cinco tecnologías van a estar accesibles en los próximos cinco años. “Lo llamamos ‘5 en 5’. En el último anunciamos que existirán microordenadores del tamaño de un grano de sal gorda, que se incrustarán en objetos cotidianos –joyas, medicinas…- y funcionarán como firma digital para demostrar su autenticidad. Si se combinan con blockchain, se podrá rastrear, detectar fraudes…”, aventura Martínez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

- Impresión 3D: Está provocando cambios radicales en fabricación y producción. “Gracias a la Impresión 3D, Siemens ya puede fabricar componentes de turbinas en tiempo récord, lo que mejora el mantenimiento y reduce costes”, reconoce García. En palabras de Herrero, “la impresión 3D permite crear piezas físicas diez veces más rápido y a mitad de coste que con los sistemas de fabricación tradicionales. Esta digitalización de la fabricación acelera los ciclos de mejora, permite la personalización y producción bajo demanda, el acercamiento de la producción a los lugares donde se compran y consumen los productos y, además, favorece el surgimiento de nuevos negocios enfocados a identificar y comercializar los materiales para fabricar las piezas”.

- La voz: “A nivel tendencias, yo creo que la gran tecnología que se va a implantar es la voz, todo lo que tiene que ver con interactuar con dispositivos a través de la voz va a ser fundamental: hablar con los dispositivos va a ser tan natural como lo es ahora hacer una búsqueda y vendrá un mundo de oportunidades porque las empresas tienen que proveer de contenidos y herramientas a esa voz corporativa”, explica Clemares.

- Realidad virtual: Para Cano, es otra de las tecnologías que más incidencia va a tener en los negocios, ya que, “más allá del ocio, tiene múltiples aplicaciones en distintos sectores y nos proporciona la posibilidad de ver las cosas desde nuevos ángulos y mejorar nuestra comprensión y conocimiento de mundo”. Herrero prefiere hablar de la realidad mixta, “que combina las experiencias inmersivas de la realidad virtual con las posibilidades visuales e interactivas de la realidad aumentada. Y todo ello, cada vez más integrado en el “mundo real”, en un continuo que entrelaza lo físico y lo digital.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo

- Tecnología CRISPR: “Según los expertos, el uso de la tecnología CRISPR como herramienta de ingeniería genética tendrá un impacto muy importante para la medicina, la agricultura, la industria alimentaria y la fabricación de productos químicos ecológicos o no contaminantes”, recuerda Herrero. Ahondando en el campo de la investigación médica, “va a ser clave la aparición de nuevas técnicas de encriptación que protegerán la información de los pacientes y permitirán anonimizarla,” recuerda Martínez.

- Computación cuántica. Otra de las tendencias que IBM recoge en su análisis es la computación cuántica “un nuevo modelo de computación basado en principios de la física cuántica que supera exponencialmente las capacidades de procesamiento y análisis de la información de la computación tradicional. Este tipo de ordenadores podrán ayudar a resolver cuestiones irresolubles hasta ahora en el campo de la ciencia, la logística, la medicina, la IA, la optimización... IBM cuenta ya con un prototipo”.

- Redes sociales. “El éxito de una empresa depende en gran parte de estar en las redes sociales y tener una buena presencia móvil. Según un estudio realizado por Facebook y Morning Consult, en España una de cada tres pymes ha construido su negocio en Facebook, el 61% dice que ha aumentado las ventas gracias a la plataforma y el 84% asegura que Facebook les ayuda a atraer clientes”, recuerda Irene Cano.

Una fuerza laboral más móvil, más flexible y mejor preparada

Son unánimes al considerar que las nuevas tecnologías traen nuevas formas de trabajo muy vinculadas a un nuevo empleado, el millenial que se incorpora con fuerza al mercado laboral y “poco a poco van ascendiendo a puestos de responsabilidad. Para ellos son importantes las personas, los valores, la cultura y el desarrollo de los equipos. Suelen ser por naturaleza emprendedores, abiertos a nuevas experiencias, les gusta la flexibilidad en el trabajo, la colaboración entre equipos, miran objetivos más a corto plazo y buscan resultados rápidos. Un nuevo escenario que exige cambiar las estructuras de trabajo rígidas y formales, por otras dinámicas y flexibles”, señala Cano. Algo en lo que coincide López, “los millenials buscan nueva forma de trabajar. Se calcula que el 40% de los trabajadores serán móviles en 2022”. Pero son tajantes, a su vez, al entender que esta nueva forma de trabajo exige preparar también al empleado actual: “el reto está en el desarrollo de nuevas capacidades. La tecnología es el nuevo inglés. Empieza a haber necesidad de que la gente tenga unas nociones básicas de tecnología”, insiste Clemares. Desde Siemens, García defiende que “las nuevas tecnologías exigen también una revolución de las personas”. Martínez está convencida de que “como en cada gran revolución tecnológica, habrá cambios profundos en la organización del trabajo. Habrá tareas que se automatizarán y surgirán nuevas tareas y nuevas profesiones. Algunos economistas estiman que el 15% de la futura fuerza laboral será nuevo empleo creado como resultado de la IA”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un talento más técnico y preparado para profesiones que aún no existen

“Hace ya dos años que el Foro Económico Mundial anticipó que el 65% de los niños de educación primaria, trabajarán en empleos que todavía no se han inventado.Un entorno educativo que no tenga en cuenta esta realidad está condenado a perder relevancia e impacto. Por eso es necesario la introducción de contenidos curriculares relacionados con las STEM (Science, Technology, Engineering & Mathematics)”, insiste López. Rosa García añade un matiz: “además de poner el foco en las STEM, en las que por cierto España sale bien parada en el último informe de Cotec, no debemos dejar de lado las ciencias sociales. Porque las máquinas podrán ‘emular’ pero nunca podrán ‘ser’” Otro informe del FEM, en este caso esgrimido por Cano, defiende que “en el año 2020 más de un tercio de las habilidades básicas requeridas para la mayoría de los trabajos, serán habilidades que hoy no se consideran cruciales”. Martínez apela igualmente a un nuevo informe, esta vez de la Comisión Europea, para recordar que para el 2020 la carestía de profesionales especializados en TIC alcanzará los 825.000 (The Future of Work), “es decir, faltará talento preparado para crear nuevas soluciones tecnológicas y aplicarlas en las organizaciones”. Más datos: Clemares habla de que“en los próximos 15 años se requerirán 21 millones de personas en Europa con capacidades digitales. Es necesario que las organizaciones cuenten con gente con perfil técnico y con capacidad analítica, pero también con gente que haga de puente entre el negocio y la tecnología. Es un perfil que escasea y allí estamos invirtiendo nosotros. Ahí hay muchas oportunidades”. Herrero también reivindica “el desarrollo de destrezas como la escritura o el arte para potenciar la imaginación y la creatividad, porque el talento del futuro tendrá que encontrar soluciones y nuevas ideas en un mundo saturado de información”

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un nuevo liderazgo, facilitador del cambio, abierto y motivador

El marco laboral y empresarial que establecen las nuevas tecnologías está definido por la transformación constante y la reinvención continua, lo que exige un liderazgo que, como señala López, “sepa gestionar y facilitar ese cambio. El liderazgo en este nuevo paradigma tiene que ver con aportar claridad, generar energía y asegurar el éxito. Todo ello, en el marco de una cultura de innovación basada en la experimentación y el aprendizaje permanente”. Desde Google, Clemares insiste en la necesidad de un líder“capaz de dirigir la transformación cultural en la organización: hay que romper silos en los departamentos y compartir la información para alcanzar una visión 360 grados del cliente”. Rosa García va más allá. En su opinión “es necesario transformar la forma de liderar hacia un nuevo paradigma más participativo y transparente. La clave es crear un entorno de trabajo tan abierto que cualquiera pueda levantar la mano y decirle al jefe que está equivocado”. Como insiste Cano, “los nuevos líderes necesitarán gestionar de forma horizontal, incentivar y motivar a los equipos para que sean creativos e innovadores. Para gestionar bien este nuevo entorno digital, los directivos deben estar en un proceso de aprendizaje constante”. Y ser un ejemplo para toda la organización, tal y como explica Martínez: “además de la creatividad, la capacidad para cuestionar y reinventar el negocio o la apertura de mente, es indispensable una permanente predisposición a colaborar con el ecosistema de negocio y, como no, un comportamiento ejemplar, acorde con los valores de la compañía.” Todo ello sin olvidar que, como recuerda Herrero, “toda la flexibilidad y eficiencia que vamos a ganar debe repercutir en el bienestar de las personas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Negocios más colaborativos, más conectados, más globales y más productivos

Con unas interlocutoras así, cómo no aprovechar la ocasión para que analicen el impacto que esta revolución tecnológica va a tener sobre los negocios. Para empezar, más números. Cano recurre al Foro Económico Mundial para recordar que” la llegada de las nuevas tecnologías permitirá agregar unos 14.200 millones de dólares a la economía mundial durante los próximos 15 años”. Y Rosa García apela a la consultora Capgemini, para señalar que “en 2022 un 21% de las fábricas harán uso de tecnologías digitales. Y con esta tecnología la productividad de las empresas podría crecer un 5% anual en el próximo quinquenio. Una mejora productiva que podría traducirse en una aportación de 443.615 millones de euros al PIB mundial, una media de 90.000 millones de euros al año”. Con estas cifras no es de extrañar que todas ellas vean el futuro para los negocios muy prometedor, aunque eso sí, “si saben adaptarse a las nuevas necesidades y exigencias de sus clientes Aquella empresa que no se digitalice está condenada a desaparecer. En Siemens, por ejemplo, hemos dado un giro estratégico para posicionarnos entre las diez principales empresas digitales del mundo.” Clemares también liga la visión optimista a la capacidad de adaptación a los cambios tecnológicos, “la tecnología será una fuente de competitividad y mejora. La clave es poner al cliente en el centro, ver cuáles son los puntos de fricción con él y cómo puedes mejorarlos a través de la tecnología. No basta con copiar y pegar del mundo offline al online”. “La cuarta revolución tiene el potencial de elevar los niveles de ingreso globales, pero la transformación beneficiará a los negocios que sepan adaptarse. El nuevo escenario requerirá establecer sinergias con otras empresas capaces de ofrecer productos complementarios o especializados. En definitiva, asociarse a empresas que ofrezcan un valor añadido y ayuden a acelerar la innovación,” confirma Cano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Con una transformación digital más lenta de lo deseado

La transformación digital“va más despacio de lo que nos gustaría. En general el nivel de concienciación es bajo”, señala Clemares. Algo en lo que coincide García, “estamos lejos de convertirnos en una España 4.0”. No obstante, también hay motivos para el optimismo: “Según la última encuesta sobre el Coeficiente Digital de las Empresas, elaborada por PwC, un 82% de las empresas en nuestro país afirma que ya ha acometido procesos de digitalización para incrementar sus ventas”, explica Cano y “hace unos días la UE anunció que España ha escalado hasta el décimo puesto en el ranking de países europeos en desarrollo digital, según el barómetro DESI”, recuerda García. “Es precisamente en este momento cuando confluyen tres factores que están acelerando la adopción de la IA en todo el mundo: la posibilidad de acceder a cantidades masivas de datos; la disponibilidad de potencia de proceso ilimitada gracias a las soluciones de cloud computing y la existencia de algoritmos que transforman las aplicaciones en sistemas inteligentes capaces de “aprender” de forma autónoma. Las pymes tienen la oportunidad de contar con las mismas herramientas que las grandes corporaciones, sin una fuerte inversión inicial y pagando solo por el uso. Pero exige un cambio de cultura dentro de la organización”, insiste López. Algo en lo que coincide Martínez, “la nube ha democratizado el acceso a las últimas tecnologías. Las pymes tienen que aprovechar esta gran oportunidad. Pero han de entender que es necesario transformar de verdad las empresas”. Como recuerda Herrero, “quienes no completen su transformación digital no podrán seguir compitiendo en el mercado. La digitalización tiene un efecto en cadena que va desde las grandes corporaciones a sus colaboradores, sus proveedores y los propios consumidores. Para adaptarse a la demanda, es el único camino que existe ya”. “Y de nuevo, la formación va a ser esencial: para mejorar la digitalización a todos los niveles es necesario comunicar y explicar más el contenido y alcance de la tecnología, y esto trae consigo nuevas necesidades”, explica Cano. En definitiva, como dice López, “nos encontramos en un momento apasionante, en el que es prioritario impulsar la innovación y apostar por la tecnología para afrontar una transformación digital que lleve a España a mejorar su posición competitiva. Somos la 13ª economía del mundo, pero ocupamos la 34ª posición en competitividad”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las amenazas de la cuarta revolución

Para Fuencisla Clemares, la amenaza más grave es que “si como país no avanzamos en el apoyo a la transformación digital, perderemos competitividad. Si las empresas se quedan en el camino, todo el país perderá el tren”. Herrero se muestra comprensiva “es natural que nos asusten los cambios, pero no tienen por qué significar nada negativo. Por muchas máquinas inteligentes que haya, los seres humanos seguiremos teniendo la oportunidad de decidir hacia dónde vamos”. “La disrupción tecnológica puede provocar incertidumbre o ciertos recelos, pero también nos abre un mundo de posibilidades y oportunidades. Los avances tecnológicos han creado más empresas y puestos de trabajo de los que han dejado de existir. La clave para aprovechar las oportunidades va a estar en la formación en nuevas competencias”, insiste Cano. Marta Martínez, sin embargo, entiende que las “tecnologías de la cuarta revolución son innegablemente herramientas poderosas y se debe tener gran cuidado en cómo las creamos y cómo las usamos. Es el caso de la Inteligencia Artificial. Para aprovechar todo su potencial, el primer paso es crear sistemas que sean transparentes y confiables y eso requiere desarrollar un marco de principios apropiados que asegure un comportamiento ético”.

¿Qué empresas desaparecerán con la irrupción de las nuevas tecnologías?

Aquí la respuesta es unánime: aquellas que no sepan adaptarse y transformarse en la nueva realidad digital. Y alguna como Clemares alerta que estas no tienen por qué ser necesariamente las tradicionales, “porque con una buena estrategia que integre la parte digital todas las áreas son susceptibles de transformarse”. Eso sí, como remarca, “las empresas que nacen hoy tienen que tener una base tecnológica”. Irene Cano se muestra tajante al respecto: “Las nuevas tecnologías no son el futuro, son el presente. Aquellas empresas que no se adapten al nuevo entorno, no podrán ser competitivas y por lo tanto su viabilidad será cuestionable”. En definitiva, es como propugna López, “las compañías más exitosas serán aquellas que entiendan la nueva realidad de la Cuarta Revolución Industrial y promuevan en sus organizaciones una aproximación simbiótica que facilite que personas y máquinas trabajen conjuntamente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estas son las CEOs de las grandes empresas de tecnología

Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España

Fue una de las primeras mujeres en desempeñar importantes cargos en las principales empresas tecnológicas de nuestro país. Fue presidenta de Microsoft Iberia desde 2002 hasta 2008, desde donde saltó staff internacional. En 2011 asumió la presidencia de Siemens España, donde es también CEO. Presente en 190 países, en 2017 Siemens alcanzó unos ingresos por valor de 83.000 millones de dólares y un beneficio neto de 6.200 millones. Cuentan con 352.000 empleados, de los que 3.347 pertenecen a Siemens España, donde hay cinco centros de competencia mundial en Cornellá, Getafe, Rubí, Zumaia y Miñano. Con más de 25 años de experiencia en el sector tecnológico, esta matemática está convencida del papel de “las startups como vectores de innovación y vehículos de co-creación necesarios para que las grandes puedan avanzar más rápido y mejor en sus objetivos de crecimiento.”

Sus reflexiones:

“Las nuevas tecnologías exigen también una revolución de las personas”

“Las máquinas podrán ‘emular’ pero nunca podrán ‘ser’”

“La clave es crear un entorno de trabajo tan abierto que cualquiera pueda decirle al jefe que está equivocado”

“España ha escalado hasta el décimo puesto en el ranking de países europeos en desarrollo digital”

Marta Martínez, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel

Con el nombramiento de Marta Martínez como presidente de IBM para España, Portugal, Grecia e Israel en 2013, el gigante azul refuerza su inclinación, inaugurada en su momento por Amparo Moraleda, de apostar por el liderazgo femenino para su delegación en el sur de Europa. Una tendencia que, de hecho, ha llevado a otra mujer, Virginia M. Rometty a la presidencia mundial. De formación también matemática, es una firme defensora del cloud para democratizar el acceso a la innovación tecnológica. “Nuestra plataforma de inteligencia artificial para los negocios, Watson, está accesible en la nube. Hoy en día cualquiera puede suscribirse a ella y construir una solución con inteligencia artificial de IBM y hacer crecer un negocio a partir de esta”. IBM alcanzó en 2017 los 70.100 millones de dólares de ingresos y los 12.900 millones de beneficios.

Sus reflexiones:

“En la nueva economía digital ha llegado el turno de las empresas de siempre

“El 15% de la futura fuerza laboral será nuevo empleo creado como resultado de la IA”

“Para el 2020 la carestía de profesionales especializados en TIC alcanzará los 825.000”

“Aquella empresa que no se digitalice está condenada a desaparecer”

Helena Herrero, presidenta de HP para España y Portugal.

Es una persona de la casa, donde entró hace nada menos que 36 años, en 1982. En estos años ha desempeñado múltiples cargos, hasta alcanzar en 2002 el puesto de vicepresidente, responsabilidad que ejerció hasta 2012, cuando fue nombrada presidenta y CEO de la empresa para España y Portugal. Licenciada en Química, Herrero dirige un equipo de 2.500 personas, de los que 2.100 trabajan en el centro de investigación internacional que la compañía tiene en San Cugat del Vallés, con 61 nacionalidades distintas. En su opinión, el papel de las empresas grandes en el apoyo a las startups “será importante porque vamos hacia un modelo de innovación abierta en el que todos, grandes y pequeños, estaremos obligados a colaborar. Nuestros recursos y conocimiento acumulado pueden ayudar a que prosperen y se desarrollen las mejores ideas”.

Sus reflexiones:

“El efecto del blockchain sobre las empresas va a ser uno de los más relevantes”

“La impresión 3D permite crear piezas físicas diez veces más rápido y a mitad de coste”

“El talento del futuro deberá encontrar ideas en un mundo saturado de información”

“Vamos hacia un modelo de innovación abierta en el que todos, grandes y pequeños, estaremos obligados a colaborar”

Pilar López, presidenta de Microsoft España

Fundada en 1975, Microsoft está presente en España desde el año 1988. En 2017 alcanzaron unos ingresos brutos a nivel global superiores a los 89.000 millones de dólares y 7.420 millones de beneficios. Desde 2015 la filial de la compañía en España, está bajo las órdenes de Pilar López. Esta licenciada en Dirección y Administración de Empresas defiende el papel clave de las grandes del sector tecnológico “como aliados idóneos de las empresas en su camino hacia la digitalización. En Microsoft acompañamos a organizaciones de todos los tamaños y sectores en su transformación digital”.

Sus reflexiones:

“Las empresas más exitosas serán las que favorezcan que máquinas y personas trabajen conjuntamente”

“En los próximos tres años la IA supondrá 1,1 billones de dólares extras a las empresas que la utilicen”

“Las pymes ahora tienen la oportunidad de contar con las mismas herramientas que las grandes corporaciones”

“El nuevo escenario exige un cambio de cultura dentro de la organización”

Fuencisla Clemares, directora general de Google para España y Portugal:

“La digitalización es un viaje que nunca termina, porque cuando te adaptas a una ola de innovación te llega la siguiente”, así resume la directora general de Google para España y Portugal desde 2016 la velocidad vertiginosa de las nuevas tecnologías. Licenciada en Empresariales es una firme defensora del papel femenino en el mundo de la empresa tecnológica. Empezó su carrera en la consultoría y el retail para desembarcar en el 2009 en el Buscador con mayúsculas, que cuenta con marcas como Google, Gmail o Android, en su haber. Clemares reivindica la importancia de una formación tecnológica en todos los estamentos de la compañía para poder entender los nuevos tiempos y el papel de las grandes, como Google, en el crecimiento de las pymes.

Sus reflexiones:

“La voz abre un mundo de posibilidades en el emprendimiento”

“El cloud está permitiendo que el emprendimiento crezca de forma sostenible”

“Un perfil que escasea es el que hace de puente entre el negocio y la tecnología”

“Hay que ver cuáles son los puntos de fricción con el cliente y mejorarlos con la tecnología”

Irene Cano, Directora general de Facebook para España y Portugal

“Trabajamos mano a mano con pymes y emprendedores y les ayudamos a digitalizarse. Les ofrecemos formación, así como herramientas que les permiten crear campañas ajustadas a su presupuesto, para que puedan crecer, independientemente de su tamaño, localización o tipo de industria en la que operen. Somos conscientes de que una empresa digitalizada e innovadora, es capaz de mejorar sus resultados económicos, crecer en productividad, generar empleo más cualificado y ser más competitiva”. Así de tajante se muestra Irene Cano, asturiana, licenciada en ADE, a la hora de explicar el impacto que puede tener sobre la trayectoria de las pymes una gran tecnológica como Facebook, de la que es directora general para España y Portugal desde 2012 y que cuenta con 2.200 millones de usuarios mensuales a nivel mundial, de los que 23 millones son españoles.

Sus reflexiones:

“El 61% de las empresas ha aumentado las ventas gracias a Facebook y el 84% asegura que les ayuda a atraer clientes”

“En el año 2020 más de un tercio de las habilidades básicas requeridas hoy no se consideran cruciales”

“El nuevo escenario requerirá asociarse a empresas que ofrezcan un valor añadido y ayuden a acelerar la innovación”

“Los avances tecnológicos han creado más empresas y puestos de trabajo de los que han dejado de existir”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes