La mente horizontal y la mente vertical

Concentra tu energía. Mejor un solo pozo que llega al petróleo que un millón que se quedan a medio camino.

Sabes cuál es la pregunta más peligrosa para un emprendedor?: «¿Cuál es tu siguiente proyecto?».

Cuando te pones en marcha con un proyecto propio, el proceso es una especie de escenario en el que tú actúas y otros muchos miran. Tú eres el protagonista y ellos los observadores. El protagonista, tú, se pone a trabajar en una serie de tareas que son las que hacen avanzar el proyecto y lo acercan a su objetivo. Sería como poner en marcha una excavación en la superficie terrestre en busca de un petróleo que se encuentra a muchos metros de profundidad. Excavas, excavas un poco más, te encuentras obstáculos, los sorteas, continúas excavando y por fin alcanzas el yacimiento de petróleo, pero solo consigues extraer una tonelada, a pesar de que ahí yacen miles. El público, los observadores, se mantienen atentos a todo lo que has hecho, observan tu éxito y en cuanto ven tu petróleo te congratulan primero, para luego formularte la predecible pregunta: «¡Muy bien! ¡Lo has conseguido! ¡Debes de estar pletórico! Misión cumplida. Y ahora... ¿Cuál es tu siguiente proyecto?».

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Misión cumplida? ¿Siguiente proyecto?

Ahí hay miles de toneladas de petróleo esperando a ser extraídas. ¡EN EL MISMO YACIMIENTO! No se consiguen abriendo un yacimiento nuevo, sino explotando el actual. Te ha costado una barbaridad de tiempo, esfuerzo y dinero llegar hasta ahí; lo has conseguido con unos recursos que se han encargado de resolver el obstáculo más difícil, el arranque, y que ahora podrían ser explotados y producir mucho más invirtiendo mucho menos. Este es el momento no de empezar otro proyecto, sino de profundizar en el actual y aprovechar lo lejos que has llegado.

Concentra tu energía. Mejor un pozo que llega al petróleo que un millón que se quedan a medio camino

El ser humano es por naturaleza horizontal, se concentra en el número de excavaciones. Pero el éxito es por naturaleza vertical, se concentra no en cuántos hoyos tenías, sino en cómo de profundo era cada uno.

#LaInteligenciadelÉxito
No hagas veinte cosas de manera mediocre.
Haz una de manera excelente.
@Anxo

—¿Quieres tener éxito?
—Sí.
—Entonces ten foco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casos de éxito