La empresa sin trabajadores que factura 14 millones cada año

Esta empresa australiana ha conseguido facturar más de 14 millones de euros anuales gracias a un modelo de negocio basado en la automatización. Todo, sin contratar a un solo empleado.

El poder de la automatización: la empresa sin trabajadores que factura 14 millones cada año

La automatización es una de las grandes tendencias que permiten a los emprendedores escalar sus proyectos sin la necesidad de contar con una infraestructura muy elevada. Prueba de ello son ejemplos como el de BuiltWith, una empresa australiana que ha conseguido facturar 14 millones al año sin contratar a un solo empleado en sus 15 años de vida.

El proyecto comenzó en 2007, cuatro años después de que el emprendedor Gary Brewer se decidiera a montar un proyecto que no requiriera de grandes gastos en marketing y presentación del producto, sino que el boca a oreja funcionara por sí mismo. Así, comenzó a diseñar herramientas que ayudaran a empresas y particulares a crear sus propias páginas web.

Finalmente, Brewer dio con la tecla perfecta. Diseñó una herramienta de búsqueda y análisis basada en la automatización, mediante la cual sus usuarios pueden conocer todas las tecnologías que utiliza su competencia a la hora de diseñar sus webs. Una información de lo más valiosa, que permite a sus clientes seleccionar lo mejor de cada una y buscar los puntos donde posicionarse mejor que sus competidores.

Poco a poco, el proyecto ha ido creciendo hasta facturar más de 14 millones de euros al año. Todo, sin contratar a un solo empleado. Cada vez que un cliente reporta un problema con la herramienta, basta con que el propio Brewer cuelgue en su web un tutorial con la respuesta. Un mantenimiento mínimo, teniendo en cuenta que la automatización de todos los procesos presente en BuiltWith hace el resto.

¿Cómo puede ayudarte la automatización si tienes un negocio de otro tipo?

Si no tienes un negocio puramente tecnológico, la automatización sigue siendo una tendencia muy a tener en cuenta para mejorar la productividad y la escalabilidad de tu proyecto emprendedor. Por ejemplo, a través de los contratos inteligentes, una de las grandes aplicaciones prácticas del blockchain.

Pero, ¿qué es exactamente un smart contract o contrato inteligente? En esencia, se trata de un contrato entre ambas partes, aunque tiene peculiaridades. En lugar de plasmarse sobre un papel, el acuerdo se enmarca dentro de un software o protocolo informático que se encarga de verificar el cumplimiento del mismo por ambas partes gracias a la automatización, sin la necesidad de que ninguna persona intervenga durante el proceso.

Pongamos un ejemplo. El cliente de una aerolínea firma un seguro de viaje al comprar un billete basado en esta tecnología. Si la herramienta detecta un retraso injustificado entre los miles de datos de la empresa, activa de forma automática el smart contract para que el cliente reciba su compensación de manera inmediata. Es el caso de Axa, que presentó una solución muy similar hace unos años.

Además, la automatización de procesos internos es un aspecto fundamental para que tu empresa siga siendo competitiva en un entorno tan cambiante como el actual. Además, puede servir para ahorrar una importante cantidad de costes, lo que también ayudará a los emprendedores a competir en los mercados más saturados.