Delia Fernández, de Fa.comunicación

Máximo esfuerzo en lo que haces, una pequeña dosis de suerte y la inteligencia necesaria que se debe aplicar en el trabajo. Ésa es la fórmula que durante 20 años le ha funcionado a Delia Fernández, que a sus 67 años mantiene la misma ilusión que cuando en 1987 decidió independizarse y emprender un proyecto de negocio propio, Fa.comunicación, una agencia de relaciones públicas y eventos. Por aquel entonces, Fernández llevaba unos 20 años trabajando en el sector de la comunicación, pero el destino o ¿una pizca de suerte? quiso que una mala noticia la empujara a convertirse en empresaria. “Trabajaba en prensa de la multinacional Valeo. El puesto de mi homólogo en Francia había desaparecido y mi jefe no podía justificar mi cargo en España. Me dio la opción de trabajar para ellos como freelance. Me lancé a la aventura y al poco conseguí más clientes. Y me dije: Sigo, sigo y sigo. Y cada año que pasa digo: Este año lo hemos salvado y así ¡ya hemos cumplido 20 años!”.

Reconoce que no ha pensado en jubilarse, aunque admite que “será un proceso lento. Cada vez mi equipo funciona mejor y yo iré bajando escalones. No he planificado cuándo será. Trabajo día a día. Será una evolución normal, primero, por la capacidad de mi equipo que sepa responder y, segundo, a media que tenga menos fuerzas, que no menos ilusión”; la misma que le ha motivado estos años: “Me ilusiono con los nuevos proyectos. El otro día hablaba con un cliente para un proyecto para 2009 y me he puesto a ello enseguida”.