La popularización de este tipo de aparatos ha multiplicado su facturación y, sobre todo, ha permitido a la compañía salir de los números rojos que sus costosas inversiones les han acarreado en los últimos años.