La emprendedora rubia que no es ni tan tonta ni tan rubia

Dolly Parton es un caso interesante de emprendedora. Además de ser una de las cantantes y compositoras de country más populares y exitosas en EE.UU. ha demostrado tener una mente privilegiada para los negocios.

emprendedora-dolly-parton

Fue la misma Dolly Parton quien se atribuyó el apelativo de la ‘rubia tonta’ y se empeñó en cultivar esa imagen. De hecho, uno de sus temas más exitosos es el titulado ‘Dumb Blonde’. Sin duda un guiño irónico porque ya quisieran muchos morenos disponer de sus habilidades, tanto intelectuales como emprendedoras.

Cantante, compositora, instrumentista, actriz, escritora y empresaria son las principales facetas en las que ha conseguido destacarse Dolly Parton. Representa, además, el típico ejemplo de la meritocracia americana siendo la cuarta de doce hermanos de una familia que ella misma resumió como “muy pobre”.

El próximo 19 de enero cumplirá 76 años y está considerada entre las mujeres más ricas de EE.UU. con un patrimonio, estimado en 2027, de 500 millones de dólares, aunque Forbes rebajó su fortuna a 350 millones de dólares en su análisis de 2021. Es, además, una de las mujeres más queridas por sus compatriotas, tanto por su vitalidad como por sus acciones benéficas. La última: el millón de dólares que donó para investigar la vacuna de Moderna.

Lo que no es uno de sus fuertes es la discreción. Parton no tiene pelos en la lengua para expresar sus opiniones contra los dirigentes políticos y las desigualdades salariales de género ni siente reparo al reconocer que usa pelucas platino -dicen que tiene una para cada día del año-. Habla también con naturalidad de la cantidad de veces que ha pasado por el quirófano para hacerse algún que otro ‘arreglo’ y conservar, en la medida de lo posible, aquella figura que la llevó a posar vestida de conejita de Playboy en 1978. Hay quien dice que todo ello lo maneja muy bien Parton más como medio que como fin.

En su faceta emprendedora

En septiembre de 2021, la lista Time100 incluía a Dolly Parton como una de las personas más influyentes del mundo tras conseguir revolucionar su carrera profesional. En su faceta como empresaria, se revela tan talentosa como en su carrera musical. Parton ha logrado forjar su propio imperio tocando distintos palos. Dio el salto al emprendimiento en 1986, haciéndose con la mitad de un parque de atracciones en Pigeon Forge, cerca de su ciudad natal. La iniciativa daría lugar al posterior nacimiento de Dollywood, premiado como el “Parque más amigable” en toda la industria de parques temáticos y diversión familiar y ahora la atracción turísticas más visitada de Tennessee.

“No tenía ni idea de cómo administrar un parque temático”, confesaba Parton años después, “pero sabía que encontraría a las personas adecuadas, como siempre”. La participación del 50% de Parton tiene un valor de 165 millones de dólares, según estimación de Forbes.

A su larga lista de negocios diversos, Parton añade su propia productora de cine y televisión, Sandollar, especializada en películas y programas de televisión independientes. Con ella ha puesto en marcha la serie Buffy Cazavampiros o la película El padre de la novia así como películas protagonizadas por la misma Parton, como Straight Talk.

Cuenta, asimismo, con una cadena hotelera donde destaca Dream Resort Spa, un parque acuático y su propio sello discográfico. En julio de 2021, lanzó su maca de perfume, denominado Scent From Above.

Aunque la artista parece gastar su dinero con aparente despreocupación, la realidad es distinta. Consciente del valor del dinero que le otorgan aquellas personas que carecen de él o que han crecido en situación de escasez declaraba en una ocasión: «Me encanta ganar dinero, y gastarlo, pero solo en las cosas que siento que son necesarias».