Esta emprendedora factura millones con apenas 15 años

Madison Robinson es una joven emprendedora americana que factura millones desde los 15 años gracias a su negocio de sandalias con dibujos de animales marinos.

Esta emprendedora factura millones con apenas 15 años

Triunfar en los negocios cada vez está menos reñido con la edad. Prueba de ello es la historia de Madison Robinson, una emprendedora de 24 años que lleva siendo millonaria desde los 15, después de lanzar al mercado un negocio de chanclas de playa con dibujos de animales marinos, Fish Flops.

La historia como emprendedora de Madison Robinson se remonta al año 2006, cuando apenas tenía ocho años. Entonces, su pasión por los animales marinos y las chanclas Flip Flop le animaron a dibujar un boceto de una sandalia con dibujos de estos animales en sus diseños. En la firma, la niña escribió Fish Flops, un juego de palabras entre el nombre de la marca y los peces que dibujaba con fascinación.

El dibujo llegó a manos de su padre, que no dudó en ayudar a su hija para convertirse en emprendedora. Así, registró el nombre de la página web, y aprovechó sus contactos -trabajaba en la industria textil- para encontrar un fabricante en China. Al final, tras un largo periodo de tiempo evaluando y rechazando prototipos, llegaba el momento de lanzar sus chanclas al mercado.

El ascenso meteórico de una emprendedora muy precoz

En el año 2010, cuando Madison Robinson solo tenía 12 años, padre e hija comenzaron a comercializar sus chanclas en ferias a través de acuerdos con minoristas. Una estrategia muy efectiva, que permitió a Robinson convertirse en una de las emprendedoras de éxito más jóvenes del mundo.

Pero el verdadero éxito de su negocio llegó tres años más tarde, en 2013, cuando Fish Flops facturó su primer millón de dólares. A partir de entonces, la joven emprendedora genera millones cada año, y se ha convertido en un auténtico referente para todos los adolescentes que buscan triunfar con una buena idea desde su más tierna infancia.

“A otros jóvenes que quieren emprender les diría que lleva mucho tiempo, por lo que deben ser muy pacientes. Si recibes algún comentario, y ese no es realmente el tipo de comentario que crees que es positivo, tenlo en cuenta y úsalo para mejorarte a ti mismo. Y también, diviértete mucho con lo que haces”, ha afirmado la emprendedora en alguna ocasión.

En la actualidad, Fish Flops ha conseguido consolidarse como una de las marcas de chanclas más conocidas de Estados Unidos. A sus 24 años, la emprendedora sigue trabajando como CEO de su proyecto de infancia, y ha ido incorporando nuevos productos a su colección: camisetas, botas, sombreros… Incluso cuentos para niños, que la propia Robinson ha escrito. Sin duda, todo un ejemplo de éxito comercial y de precocidad.

Los emprendedores son cada vez más jóvenes

El caso de la emprendedora Madison Robinson es la prueba de un fenómeno que no ha parado de extenderse en los últimos años: los jóvenes que triunfan con un negocio desde su más tierna juventud. Otro ejemplo es el de Francisco Orihuela, cuya inspiradora historia puedes leer en este otro artículo de EMPRENDEDORES.

En su caso, el joven de 14 años se hizo viral en Internet gracias a un vídeo que demostraba su enorme talento para vender empanadas en las playas de México. Su habilidad llamó la atención del magnate Carlos Slim, que le llegó a ofrecer un puesto de trabajo en su grupo empresarial, aunque el joven terminó rechazándolo. A día de hoy, se ha convertido en todo un influencer, creando contenido en su canal de TikTok.