Qué ha sido de estos 5 jóvenes emprendedores nacionales que fueron grandes promesas

La mayoría de los que arrancaron con la carrera emprendedora siendo todavía muy jóvenes, han continuado con una trayectoria brillante. Otros no tanto o han apostado por caminos radicalmente opuestos. Te contemos 5 casos

emprende

1. Alex Sicart, en paradero desconocido

Se le llegó a conocer como uno de los jóvenes más influyentes en nuestro país y al que algunos llegaron a definir como ‘el Steve Jobs español’ dado que desde los 8 o 9 años años ya codificaba con las placas de computadoras de Arduino. M, pese a seguir con dificultad las explicaciones en el aula. Como muchos de estos jóvenes, se entusiasmó con la blockchain y su capacidad de descentralizar los sectores más tradicionales, empezando por los bancos. El criptoanarquismo, lo llamaban.

A los 13 creó junto a un compañero del colegio Students Manager, una aplicación para compartir deberes entre los alumnos. Hallaba así una solución a un problema personal. 

Con la blockchain creó lo que, pensó, iba a ser su primer gran proyecto emprendedor, Sharge, para que cualquier persona con un enchufe convencional pudiera compartirlo con otras personas para que pudiesen cargar su coche eléctrico y fomentar así la circulación de este tipo de vehículos. El modelo fue validado en Silicon Valley, donde Álex Sicart tuvo ocasión de viajar con una beca. Había visto el futuro verde, pero las trabas legales y burocráticas terminaron paralizando el desarrollo del proyecto en España.

Tampoco ha desistido del todo. Se le relacionó posteriormente con el asesoramiento para el proyecto de CryptoSolarTech, empresa de minería cripto en Málaga que debería funcionar con energías renovables. Más adelante, Sicart sería denunciado por los fundadores de CryptoSolarTech por presuntos delitos de revelación de secretos, contra la propiedad industrial y contra el mercado y los consumidores. Habría utilizado también la idea como base para la creación de una nueva startup, Shasta Technologies, una fintech de servicios financieros con una aplicación móvil para hacer transferencias internacionales inmediatas.

La empresa empezó a operar en Venezuela. Lo último que se publicó de él, ya en 2021, fue que Sicart había sido detenido provisionalmente por las autoridades venezolanas tras ser imputado por un juzgado de la Málaga como presunto autor de varias de las acusaciones formuladas. Otro medio de comunicación lo situaría, más adelante y sin revelar la fuente, en un centro penitenciario de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos.

Montse Medina

2. Montse Medina,  sierva de Dios

Montse Medina Martínez estuvo considerada durante muchos años como una joven promesa en el ámbito empresarial. Ingeniera aeronáutica de formación, fue becada por la Universidad de Stanford.

Revolucionó el mundo del marketing con su startup Jetlore con un algoritmo para la personalización del email marketing. La startup fue adquirida en 2018 por la multinacional estadounidense Paypal tras haber conseguido contar, entre sus clientes, con algunos de la talla de Ebay, LG o Uniqlo. Dicha trayectoria, le sirvió para ser seleccionada entre las 10 top talents de España menores de 35 años por la revista MIT Technology Review recibiendo, también, la Medalla de Bronce en los Stevie Awards for Women in Business de 2017, a la Mujer ejecutiva del Año. 

\n\n

De aquí, la valenciana Montse Medina pasó a ser socia de Deloitte donde se mantuvo hasta recibir la llamada de Dios. Ella misma lo anunciaba en su perfil de Linkedin: “Con mucho pesar tengo que despedirme de Deloitte. He decidido dejarlo todo y responder a lo que creo que es una llamada de Dios a seguirle más de cerca. Os dejo mi testimonio donde abro mi corazón para que con la gracia de Dios podáis entender mi decisión. Que Dios os bendiga”.

Desde entonces, Medina Martínez pone todo su ingenio al servicio de Dios y la vida recogida que practica en un monasterio de agustinas como monja contemplativa. 

3.-Luis Iván Cuende: triunfo rotundo en el mundo cripto

El mejor hacker de Europa, menor de 18 años, era asturiano. El ovetense Luis Iván Cuende  recibía este reconocimiento en Alemania. Cuende aprendió a programar con 11 años, con 12 diseñó su primer sistema operativo y con 15 ganó su primer premio en Berlín. Cuando contaba con menos de 20 años ya había conocido el fracaso y había escrito un libro contra el sistema educativo “Tengo 18 años y ni estudio ni trabajo: ¡Monto empresas y vivo haciendo lo que me gusta!”

La revista Forbes le incluyó en su popular lista Forbes 30 under 30, como uno de los jóvenes más brillantes del mundo en el ámbito tecnológico.

Actualmente, Luis Iván Cuende es cofundador, junto a Jorge Izquierdo, del proyecto Aragon, una startup española creada en 2016 que nació para desintermediar la creación y mantenimiento de empresas y otras estructuras organizativas. Según explican en su web, el objetivo es “traer la transparencia y la gobernanza independiente al frente de la gestión de una organización”. Más concretamente, Aragon se dedica a construir “herramientas” para la próxima generación de compañías que aprovecharán los cambios que se generarán con el desarrollo del blockchain e Internet. De hecho, Aragon afirma haber creado una “jurisdicción digital” sin barreras nacionales.

Construida en la red de Ethereum, la plataforma de Aragon permite a sus usuarios conformar sus propias DAO de manera sencilla. Al resolver los problemas de legitimidad de gobernanza, que se arrastran desde miles de año, una gran cantidad de proyectos ya se organizan gracias a los módulos de Aragon.

Los creadores de Aragon hicieron historia en 2017 con una Oferta Inicial de Monedas (ICO) que les permitió recaudar 25 millones de dólares en menos de media hora. Entonces se habló mucho de un proyecto al que, prácticamente, los medios no han podido seguir el rastro. La Asociación Aragon tiene su sede en Suiza. 

Entre los puntos más destacados de su manifiesto, resaltan las ideas de experimentar con nuevos modelos de gobernanza, además de la creación de tecnología de código abierto y libre que permita la creación de Organizaciones Descentralizadas Autónomas (DAO). Según algunos medios, actualmente, más de 1.900 DAO han sido constituidas gracias a las herramientas de Aragon, entre ellas la comunidad de Decentraland, proyecto clave en la conformación del metaverso descentralizado.

4. Pau Garcia-Milà, emprendedor en serie

Ahora está al frente de Founderz, su último proyecto emprendedor basado en una escuela de negocios online que permite aprender “todo lo que uno necesita para emprender con éxito”.

Founderz se suma a la lista de este emprendedor en serie y comunicador nacido en Barcelona en 1987. Cofundó su primera empresa a los 17 años, eyeOS, que fue posteriormente adquirida por Telefónica. El mismo proyecto le sirvió también para ser nombrado Innovador del Año en 2011 por la publicación del MIT TR-35 y ser ganador del premio FPdGI Princesa de Girona.

El dinero recibido por el exit le procuró tranquilidad financiara para seguir haciendo lo que más le gusta: emprender. Padre de tres niños, Garcia-Milà fundó también Ideafoster, consultora especializada en innovación disruptiva con la que en 2018 protagonizó otro exit tras ser adquirida por Canvia (empresa del grupo Advent International).

Además de emprender, en paralelo, habla en conferencias sobre Innovación, Éxito y Fracaso y da clase en ESADE donde es parte del equipo del Master en Digital Business. Es, asimismo, autor de distintas publicaciones.

5.-Taig Mac Carthy, de un proyecto de vinos al sector Salud

El primer proyecto que dio que hablar de Taig Mac Carthy fue su participación en Gik Live, un proyecto con el que un equipo de emprendedores veinteañeros lanzaron al mercado un vino azul. No obstante no fue esta la primera startup ni la última que montaría este bilbaino de nacimiento merecedor de figurar como el único caso español que se recoge en el libro ‘La estrategia del océano azul’ de los profesores W. Chan Kim y Renée Mauborgne.

Entre sus dos últimos emprendimiento figuran el proyecto denominado Stoor https://stoor.pro/, una solución que pone en contacto a promotores y constructores con arquitectos que se valen de la novedosa metodología BIM y en el que participan ya 928 arquitectos, y Legit.Health, en el área de la Salud. Se trata de una herramienta basada en el uso de la Inteligencia Artificial que ayuda a los dermatólogos en el diagnóstico de múltiples patologías relacionadas con la piel y a hacer un seguimiento detallado de la evolución de las mismas.  

Entre otros méritos, el proyecto entró a formar parte del programa Corporate de Lanzadera y la startup ha suscrito un acuerdo con la compañía  Xiaomi al objeto de “convertir al móvil en una de las herramientas principales de la telemedicina y la detección precoz de enfermedades”, asegura.