Íñigo Mendiburu, el fundador de iGeo Investment & Consulting, no se levantó un buen día diciendo que quería ser consultor en China, sino que todo le vino un poco rodado. Después de pasar un año en Corea del Sur, viajó a China en 1990 para participar en varios proyectos industriales en el país. Unos años después fundaba iGeo al “apercibirme que el mercado iba a explosionar y no había apenas oferta de consultoría especializada en China para clientes españoles”.

Mendiburu se dedicó en una primera fase a asesorar a empresas españolas en sus procesos de implantación productiva en China. Luego fue ampliando el menú con propuestas más ambiciosas. “Y ahora mismo estamos trabajando en todo el proceso de implantación de un grupo del sector de automoción centroeuropeo, asociado a varios fabricantes de vehículos chinos, en el seguimiento de la construcción de varias plantas productivas para diferentes empresas y en la preparación del acceso al mercado de diversas marcas de consumo“. Aún cuando los primeros clientes de iGeo fueron españoles, el boca a boca le ha traído cuentas de otros países de Latinoamérica, Europa, EE UU e incluso de China, que le piden ayuda para desembarcar en Europa. Misiones complejas que exigen una plantilla que no deja de crecer.