Tesla en datos

TE contamos en imágenes los datos de la empresa revelación, cuyos ingresos superaron en los tres primeros trimestres todo el año anterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los datos de la empresa revelación

La evolución de ventas de Tesla está siendo espectacular.  En los tres primeros meses de este año, sus ingresos superaron ya todo el año anterior, un total de 562 millones de dólares frente a los 413 millones de todo el 2012. El Tesla S ha vendido en el primer trimestre de este año en EE.UU. 4.750 unidades, más que Mercedes Benz o BMW, sus rivales en el segmento.

Ventas de berlinas de lujo (Fuente LMC Automotive):
Tesla S: 4.750
Mercedes (s-class): 3.077
BMW 87 series): 2.338
Audi (A8): 1.462

La fabricación

Tesla es una empresa verticalmente integrada. La empresa realiza todo el proceso, desde el corte y prensado de chapa, la inyección de plástico, el ensamblado de carrocería, la pintura, la fabricación de paquetes de baterías, el montaje final y la prueba de control de calidad, en su planta de Fremont, justo enfrente de Palo Alto.

Como en una carrera por el oro, los inversores se lanzaron en tropel sobre los títulos de la compañía, que subían desde los 35 dólares de marzo a más de 100 en junio.

El coche

Lo más innovador es el sistema de propulsión del vehículo, un todo integrado que incluye el paquete de baterías, el motor, la electrónica de potencia, la caja de cambios y el software de control: un sistema compacto y modular, con mucho menos piezas que un coche de combustión. Al contrario de las baterías de sus rivales, compactas y descomunales, la del Tesla S es un paquete plano, bajo el coche y formado por miles de baterías de iones de litio.

La recarga

Son coches fáciles de recargar: basta un enchufe normal para que la batería recupere 100 km. de capacidad por hora. Para los que quieran viajar, la compañía ha instalado sus propias charging stations donde los coches pueden cargarse gratis en menos de una hora. Solo tiene nueve estaciones, pero se ha comprometido a cubrir este otoño la mayor parte de las áreas metropolitanas de EEUU y llegar al 80% de EEUU y Canadá el próximo año. Acaba de anunciar un sistema de swap de batería, que permite la carga en menos de 90 segundos, para los que no quieran esperar.

La venta

Su red de 32 puntos de venta y 60 de servicio en EE.UU les permite quedarse con los beneficios del servicio. Pero la principal razón para crearla fue controlar la venta de coches. A los concesionarios no les interesaba vender el vehículo porque no tiene negocio postventa (revisiones, averías). De hecho, Tesla no puede vender en estados como Texas por la oposición de los concesionarios. En Europa sigue la misma estrategia.

Elon Musk, el nuevo visionario

Al igual que otros emprendedores tecnológicos, Musk (Sudáfrica, 1971) ya de niño jugaba en serio con ordenadores. Con 12 años escribió un videojuego que vendió a una empresa. Antes de cumplir los 20 se trasladó a Canadá, el país de su madre. Y tras estudiar en la Universidad de Pensylvania, donde se licenció en Física y en Economía (Wharton), se fue a Stanford, la mítica universidad californiana, y se especializó en Física de la Energía. Corría el año 1995, estaba naciendo Internet, y el no dudó en participar. Con 24 años fundó su primera empresa, Zip2 Corporation, una guía urbana en Internet que logró contratos con el New York Times y el Chicago Tribune. Tenía tan poco dinero que dormía en la oficina para no gastar en alquiler. Cuatro años después, Compaq Computer compraba Zip2 por 307 millones de dólares, lo que significó embolsarse 22 millones a los 28 años. En vez de ir a dar la vuelta al mundo, cogió parte de ese dinero, 10 millones, y fundó un banco online. Casi nada.

FORTUNA EXPONENCIAL
Su gran golpe de suerte vino con PayPal, la empresa de pagos en Internet, en la que Musk decidió entrar e invertir en el 2000. La empresa apostó por eBay como plataforma preferente y creció exponencialmente. Dos años después era adquirida por eBay, con lo que Musk se fue a su casa con 165 millones de dólares. Tenía 31 años. Ese año fundó SpaceX, la única de sus tres empresas actuales que no está en bolsa, una compañía que envía cohetes y naves a la órbita de la Tierra y otros planetas para clientes como la NASA y en la que Musk supervisa el desarrollo de los artefactos espaciales. En el 2003 se lanzó al coche eléctrico con Tesla, donde, según explican, se ocupa de todo el negocio como CEO y responsable máximo del producto. La tercera de sus empresas, fundada también por él, es SolarCity, una de las líderes de energía solar para empresas y comunidades en EEUU y que, al igual que Tesla, cotiza en el Nasdaq. Su fortuna está valorada, según Forbes, en 2.400 millones de dólares. Dicen que se multiplicará en los próximos años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión