4 ejemplos de startups que se vendieron a una multinacional o al capital riesgo

¿Cómo cambia una startup cuando se vende a otra organziación? Veámoslo con cuatro casos prácticos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
TOP RURAL-Venta y salida del fundador

François Derbaix y su mujer crearon el buscador de casas rurales Toprural.com en 2000, con pocos fondos y sin inversores profesionales. A pesar de ello, la empresa creció muy rápido. Se consolidó en España y después se expandió a otros 10 países europeos, cobrando especial relevancia en Portugal, aunque no fue tan bien en el resto de mercados. Aun así, en 2011 tenía más de 10.000 clientes, empleaba a más de 40 personas, facturaba 4,5 millones de euros y era muy rentable. Derbaix ya se había puesto en contacto con el grupo estadounidense HomeAway en 2007, consiguiendo una entrevista en su sede de Austin (Texas, EE UU). “Es importante que los compradores potenciales te conozcan en persona”, precisa.

La venta a HomeAway se concretó en 2012 y él abandonó la compañía. “Compraban un negocio que controlaban y disponían de oficina y personal en Madrid. Además, teníamos un equipo bastante bueno y la empresa ya dependía poco de mí. Me contrataron durante nueve meses a tiempo parcial, como consultor durante la transición, pero no me necesitaban como directivo”, explica Derbaix.

Toprural ha quedado totalmente integrada en la estructura del grupo, como una marca más. Pero lo primero fue el trasladó de su sede a la oficina de HomeAway. “Una de las partes más importantes fue la integración de equipos, construir un único equipo, capaz de trabajar de forma flexible. No sólo para una marca, sino para todas las enseñas del grupo en España: HomeAway, Homelidays y Toprural”, precisa Joseba Cortázar, director de Comunicación para España y Portugal de HomeAway y único miembro del equipo directivo original de Toprural que sigue en las oficinas de Madrid.

(En la foto: A la izquierda, François Derbaix, cofundador de Toprural. Junto a estas líneas, Joseba Cortázar, único miembro del equipo original de Toprural que permanece en HomeAway).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
WAKI.TV- El emprendedor sigue al frente

Wuaki.tv, fue una de las primeras empresas en ofrecer servicio de streaming de películas y series en Europa. Esta plataforma de vídeo bajo demanda (VoD) dispone de un amplio catálogo al que se puede acceder a través del ordenador, smart TV, tablet, smartphone o videoconsola, incluso en alta definición y versión original. La empresa fue fundada en 2009 por Jacinto Roca y Josep Mitjà, impulsada por la experiencia profesional del primero en EE UU, donde la televisión por Internet ya es una auténtica revolución. En nuestro país, el VoD aún no ha explotado, pero Rakuten ya ha visto las posibilidades de negocio de Wuaki.tv, adquirida en julio de 2012 por la empresa japonesa.

Este gigante del comercio electrónico ha valorado no sólo el potencial de negocio o su cartera de clientes, sino también la importancia de los fundadores y el equipo directivo, que continúa al frente de la actividad. “Tanto yo como los ejecutivos clave en el momento de la compra tenemos un incentivo económico en modo de cash y stock options de Rakuten por la permanencia durante unos años”, especifica Roca, CEO de la empresa.

La directiva conserva un gran poder decisorio, pero los nuevos propietarios son quienes marcan el paso. “Obviamente, desde los cuarteles generales en Tokio se establece una estrategia global y unas políticas comunes a todas las empresas del grupo. Pero ha sido realmente sorprendente el empoderamiento que nos han dado. Estamos muy contentos con la capacidad de liderar el proyecto que nos dan y la facilidad para empujar nuevas iniciativas”, declara Roca.

(En la foto: Jacinto Roca, cofundador de Wuaki.tv, sigue siendo el CEO de la empresa, tras la compra por parte de Rakuten de Wuaki.tv en 2012).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
AGNITIO-Capital riesgo amigo

Especializada en la tecnología de reconocimiento biométrico a partir de la voz, Agnitio nació en 2004 como una spin off de la Universidad Politécnica de Madrid. La compañía encontró una firma de venture capital dispuesta a apoyar su crecimiento, ya en 2007. “Queríamos ir a Iberoamérica, Estados Unidos y Asia. Ya habíamos vendido fuera, pero sólo con las ventas era difícil montar la infraestructura para que la exportación fuera efectiva. Si lo consigues, tardas mucho. Y en ese tiempo, viene otro y te quita el sitio”, explica Emilio Martínez, socio cofundador de la compañía.

Apenas dos años después, Agnitio abrió una nueva ronda de financiación, entrando otra sociedad de capital riesgo. Actualmente, los fundadores comparten el accionariado con Nauta Capital y Elaia Partners. Ninguno de los socios tiene una participación mayoritaria, aunque las dos compañías de venture capital suman más de la mitad del accionariado.

¿Qué ha supuesto la entrada de estos inversores? Martínez indica que no se ha traducido en ninguna injerencia en el día a día, aunque la fijación de las estrategias y el diseño de los presupuestos anuales se discuten en el consejo de administración, donde todas las partes tienen silla. “La intervención más importante es en la aprobación de los presupuestos. Y si tenemos que hacer un cambio sustancial, hay que someterlo a junta para aprobarlo”, precisa. Y más allá de la aportación de capital, remarca la contribución de sus socios al desarrollo de la compañía: “El venture capital no aporta sólo dinero, sino también valor a la compañía”.

(En la foto:Emilio Martínez, socio cofundador de la compañía).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
IMASTE-Recompra de los fundadores

La empresa Imaste nació hace 10 años, dedicándose a la organización de ferias presenciales de empleo. Sin embargo, la compañía detectó en 2008 que debía reorientarse hacia las ferias virtuales. Y en este ámbito, el desarrollo de software era fundamental. Y dio un giro radical. En 2011, el 90% de su facturación procedía del software y casi toda su facturación procedía de la exportación. “El programa que habíamos desarrollado para ferias virtuales de empleo se empleaba también para ferias virtuales de formación, de educación, de turismo, etc. Y encajaba muy bien con todo tipo de clientes en 20 países”, explica Miguel Fernández Lapique, socio cofundador de la compañía.

Así llegó el interés de On24, una empresa de ferias virtuales de San Francisco (EE UU). En mayo de 2012 cerró un acuerdo de venta con aquella compañía, interesada en adquirir el negocio de Imaste y su cartera de clientes para desarrollar una estrategia de crecimiento en Europa. El acuerdo incluía la permanencia de los fundadores de la empresa, aunque en una nueva posición. “Pasamos de ser los que tomábamos todas las decisiones a ser los gestores del día a día”, afirma Fernández Lapique. Y esto incluía también centrarse más en el desarrollo del software de On24 que en el propio.

Sin embargo, un año y medio después, el grupo estadounidense decidió salir de Imaste. Los antiguos fundadores realizaron un Management Buyback (MBB) y recompraron el 100% de la empresa “porque pensábamos que el software de ferias virtuales tenía bastante recorrido”, explica Fernández.

(En la foto: De izda a dcha, Miguel Fernández,  Miguel Arias y Aitor Zabala, fundadores de Imaste).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Startups