"No te acomodes", "levántate si te caes" y otros consejos de Félix Revuelta

Consiguió el éxito por ser innovador, inconformista y osado. “La clave del proyecto radicaba en cambiar la formulación y pasar del concepto de régimen al de dietética”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
"Lo mejor, al mínimo precio"

"Radica en la baja inversión y alta rentabilidad. “Consiste en ofrecer lo mejor de tu sector al precio mínimo para poder competir. Y ese binomio se consigue mejorando la calidad y ahorrando costes. Lo primero lo logramos a través del servicio personalizado y profesional y lo segundo, eliminando los intermediarios entre el producto y el consumidor".

"Yo mismo selecciono a mi equipo"

Sin lugar a dudas, el equipo. Éste es un modelo que depende mucho del talento que haya detrás. “Por eso yo personalmente selecciono a cada uno de los responsables de las filiales. Les veo y compruebo su potencial porque ellos crean el éxito del grupo”.

Pero a todo buen equipo hay que darle formación, para Revuelta se forma, “igual que a un hijo: empezar siendo un poco dictador, diciéndole lo que puede o no puede hacer, y luego confiar en él”.

 

Un modelo de negocio flexible

Los modelos de negocio deben ser variables. Hay que evolucionar con tu negocio y hay que apostar por la prueba-error. Antes de dar con la fórmula actual, probamos con otros tipos durante un par de años. Primero optamos por ofrecer muchos servicios y por situarnos en las zonas más elitistas. Y vimos que el modelo no funcionaba. Así que nos especializamos y nos dirigimos a las zonas de renta media”.

Acomodarse es pecado

A Revuelta no le da miedo volver a empezar. La primera inflexión en su vida se produjo cuando a los 24 años dejó un trabajo fijo, bien remunerado en una empresa pública, para lanzarse a dirigir una empresa privada en quiebra. La segunda, a los 38 años cuando de nuevo decidió dejar un proyecto exitoso, con un sueldo generoso, dos secretarias y un buen paquete de acciones para empezar él solo un proyecto arriesgado, nuevo y sin ninguna garantía. “Y con 64 años no me da miedo volver a empezar. Ésa es la clave de la eterna juventud”, asegura Félix Revuelta.

"Si te caes, te levantas"

“El fracaso es la primera piedra en el camino hacia el éxito. Yo he fracasado tanta veces… La vida del emprendedor debe estar construida sobre esa trayectoria de fracasar y levantarse. Es la única manera de avanzar. Recuerdo a un novio de mi hija que había montado dos empresas y las dos habían fracasado. Cuando le pregunté qué hacía en ese momento, me dijo que estaba trabajando 16 horas para ahorrar el dinero con el que montar su próximo negocio. Ése es el verdadero espíritu emprendedor”.

Creador de emprendedores

“Me gusta decir que mi trabajo consiste en forjar emprendedores de éxito por todo el mundo”, apunta Revuelta y desde luego los números le avalan. Cuando arrancó Naturhouse, “hicimos 2.000 mujeres emprendedoras”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes