Casos ejemplares de emprendedores que triunfan en las redes sociales

Una buena estrategia de marketing digital se basa en combinar un mix de acciones en diferentes plataformas. Sin olvidar, una buena planificación: qué queremos ‘vender’, a quién y cómo. A continuación, cuatro empresas que lo hacen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
orange3: generar demanda con los tuit

Es un negocio familiar, creado en 1916, que vende fruta de la forma tradicional: al mayorista distribuidor por muy poco precio. “Hace cuatro años, decidimos buscar un cambio en el modelo de negocio”, asegura Juan Luis González, director general de Orange3 (https://twitter.com/orange3), que vende naranjas, mermeladas y aceite por Internet.

Empezó a diseñar una estrategia de venta online basada en comunicar a través de redes sociales y de posicionamiento web. “Pero, a través de posicionamiento web, era imposible, porque la competencia era feroz. Además, el Adwords y el SEM eran carísimos. El primer año fue un fiasco”.


González reconoce que, sin darse cuenta, todo lo que iba haciendo a través de Twitter empezó a generar conocimiento de marca “y nos convertimos, en poco tiempo, en la empresa de naranjas con mayor número de seguidores en Twitter. Un día, analizando nuestra audiencia, descubrí que el 70% de nuestros clientes eran tuiteros.

Muchos de los que conseguíamos atraer a nuestro perfil de Twitter se convertían en clientes. Y eso sin poner una sola oferta comercial. Lo que hemos hecho ha sido crear contenidos de valor y diálogo con nuestros seguidores. Los tuit me sirven como link o como captador de público para llevarlo a mi web”.

Un plan 10: medir para saber qué funciona

Con una buena estrategia se pueden conseguir grandes resultados, analizando diariamente lo que está pasando con tus anuncios, porque, en redes, se puede medir todo”, afirma Jorge Mateu, del club online Un Plan 10.

“Contamos con una herramienta de publicidad muy potente, nuestra newsletter. Cuando realmente vendemos es cuando la enviamos. Pero estar en redes, nos ha permitido llegar a un número de personas muy elevado a un coste reducido”, añade. Facebook y Twitter empezaron a utilizarlas a la par.

“Después, Instagram, Pinterest, Google+ y YouTube. Facebook es una buena herramienta de publicidad a un coste bajo. Puedes convertir muy bien y rentabilizar muy rápido, si eres capaz de ofrecer un contenido potente. Twitter es más como herramienta de atención al cliente. Con Pinterest estamos empezando. Es más emocional, con imagen y poca palabra, y ayuda a convertir muy bien el tráfico. Una buena imagen puede hacer que la gente vaya a tu página. Instagram es interesante para vincular testimoniales con lo que es tu empresa. Google+, para posicionar la marca en SEO, así cuando la gente busque, salgas en las primeras posiciones. YouTube la utilizamos poco, pero la hemos probado para trabajar con blogueras e influencers que hablan de tu marca y generan contenido”.

Quesería la antigua: negocio tradicional que exporta por las redes

El caso de esta empresa es muy peculiar. Fernando Fregeneda (http://queseru.com) es socio fundador y director comercial de Gestión Agro Ganadera (http://gestionagroganadera.com), que vende y exporta leche de oveja a seis países, y de Quesería La Antigua (www.queserialaantigua.com), que produce y vende quesos artesanales. Es la quinta generación de pastores y se crió, ayudando a sus padres a ordeñar ovejas.

Hace ocho años, no sabía nada de tecnologías y su labor comercial se basaba en visitar a sus clientes, repleto de carpetas y muestras. Descubrió, por casualidad, las posibilidades de Internet y ahora gestiona de forma online sus empresas. Se introdujo en el mercado ruso (https://www.facebook.com/antiguaru) y ahora se va a lanzar a varios países árabes. Y todo, desde Fuentesaúco (Zamora).

“Siempre he tenido claro que todo esto no tiene sentido si no forma parte de una estrategia muy definida, sabiendo cómo te quieres mostrar al mundo, qué vamos a ser, qué vamos a hacer, qué imagen queremos dar…”.

MamiChic: captar tráfico y generar ventas

Rocío Espartero, fundadora de MamiChic (www.facebook.com/MamiChicDesigns), está al frente de una tienda que vende collares de diseño para las madres que, a la vez, actúan como mordedores para sus bebés.

“Utilicé Facebook para testar mi idea. Conseguí que las mamás que habían visto el prototipo lo prescribieran a otras. Gracias al boca-oído de mis fans, contactaron conmigo desde el Hospital San Juan de Dios, interesados por el collar-mordedor. Trabajé con ellos para diseñar las piezas. Facebook nos ha ayudado a tener presencia exponencial, gracias al desarrollo de contenido relevante. Pasar de 0 a 500 fans fue difícil; de 500 a 5.000, menos, y así, hasta llegar a los casi 15.000”. El producto lo lanzó en mayo y, “en julio alcanzamos el pico brutal de crecimiento. Me quedé tres veces sin stock. El 99% de mis ventas es a través de mi tienda de Facebook”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing