5 ejemplos de sex shop online que triunfan

Una nueva mentalidad, el deseo de anonimato y una gran variedad hacen que los sex shop online vivan un buen momento. Te ofrecemos 5 ejemplos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vibralia.com. Seguridad y transparencia

Vibralia.com surgió en 2008 por el empeño de sus dos socios, David Boada y Dolores Rodríguez, por desarrollar un proyecto propio en Internet. “Fuimos de los primeros en arrancar de forma independiente. Por aquel entonces funcionaba mucho el modelo de afiliados, es decir, prolongaciones de los sex shop físicos. Nosotros lanzamos una versión distinta: diseño moderno, atención personalizada y rápida, un catálogo diferente. Ahora ya vamos por la quinta versión, con un diseño ya totalmente responsive”, explica Boada. “No usamos drop-shipping. Tenemos almacén propio, eso te permite diferenciarte y negociar mejor los precios. La comunicación con el cliente es fundamental, por eso es 100% instantánea y operativa. Hay que estar pendientes del e-commerce porque un cliente que hace una consulta y no es respondido inmediatamente es un cliente perdido”.

En esa comunicación juega un papel importante la transparencia, de hecho son de los pocos cuyas caras salen en su web: “Queremos demostrar que detrás de Vibralia.com hay personas”. Ofrecen hasta cinco opciones de pago: PayPal, transferencia bancaria inversa, contrarreembolso, tarjeta y pago a plazos financiado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amantis.net. Contenidos con valor

Son los pioneros: “Empezamos hace 18 años. Arrancamos con las tiendas físicas pero casi enseguida abrimos la tienda online. Esa larga trayectoria y el establecimiento físico es lo que más valora el cliente. Eso y los contenidos con valor: tenemos 12.000 comentarios de clientes sobre productos. Cuando te acercas a un producto erótico agradeces conocer la experiencia real de otros usuarios, por eso creamos el foro”, explica Cristóbal Icaza, director de Amantis.net y Tiendas Amantis. “La empresa nació con la idea de acercar el juguete erótico al usuario común. En Amantis ningún producto se enfocaba al consumo en tienda. No era nada pornográfico”.

A día de hoy cuenta con 25 empleados, tres tiendas físicas y un almacén y más de 300.000 usuarios registrados. Funcionan con el modelo de almacén propio, “trabajamos con atención propia, stock real y entregas en 24 horas”. Ponen también mucho hincapié en la gestión postventa, donde tienen destinadas dos personas de forma constante. A la hora de promocionarse “cuidan mucho los contenidos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diversual.com. Orientados a la salud sexual

La gente está haciendo más hincapié en mejorar su calidad de vida sexual y nosotros queremos poner el foco precisamente en ese concepto: en favorecer la salud sexual de nuestros clientes. De hecho, hemos visto a través del resultado de nuestras encuestas que entre el 15%-20% de los usuarios acude a nosotros por problemas sexuales”, explica Fernando Martínez, responsable de marketing de Diversual.com, empresa que nació en 2012 por iniciativa de dos jóvenes emprendedores.

Este enfoque hacia la salud hace que hayan optado por un diseño amable, con colores suaves y sin referencias explícitas. “Queremos que cualquiera se sienta cómodo mirando nuestra página y que pueda ser usado incluso por quien no está familiarizado con Internet, de manera que son diseños muy limpios, con los artículos y los productos muy claros”, afirma Martínez. En su caso, tienen una fórmula mixta: hacen drop-shipping pero también compran, “hemos creado un sistema informático que elige la mejor forma de hacer el pedido”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sex Shop Europa. Los mimados de las redes sociales

Nació en 2014 “para hacer más fácil el acceso a la gente desde cualquier rincón, porque en nuestra zona, Galicia, había poca tienda física, de manera que muchos potenciales clientes se quedaban sin posibilidad de acceder a estos productos”, recuerda Rebeca Amor, cofundadora y responsable de comunicación y marketing. En su opinión, la clave de un buen sex shop online radica en el asesoramiento, la discreción, la atención al cliente, un amplio catálogo, unos envíos rápidos, un diseño sencillo y buenos precios.

Ofrecen todos los medios de pago (PayPal, tarjeta, contrarreembolso, transferencia bancaria), cuentan con un blog muy trabajado y posibilitan la comunicación vía mail, teléfono y whatsapp. Su modelo de negocio es de drop shipping y su gran baza, la fuerte presencia que han conseguido en las redes sociales: “Tenemos facebook, Twitter, Youtube, Pinterest, GooglePlus… La verdad es que nunca hemos tenido ningún problema. Publicamos periódicamente textos de sexólogos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mundoerotico.es. Con un buen posicionamiento

Un dato curioso de Mundo Erótico es que es una empresa familiar: “Hace tres años tuvimos una hija que nació con problemas. Entonces mi mujer decidió quedarse en casa para cuidarla. Poco después nació nuestra segunda hija, también con problemas y nos planteamos buscar un modelo de negocio que pudiésemos llevar los dos desde casa. Intentamos varias web hasta que nos decidimos por el mundo de los juegos eróticos. Optamos por el drop shipping y lo montamos en octubre de 2014”, recuerda Javier Santander, cofundador de Mundo Erótico.es.

Hacen mucho hincapié en la cercanía, “tenemos abierto whatsapp las 24 horas del día y procuramos aclarar las mil y una dudas que le surgen al cliente”. Gráficamente, es la web menos erótica de las seis, en el sentido de que apenas hay imágenes de productos en la portada. Cuentan también con blog e información especializada. En su caso, la clave para diferenciarse fue “el posicionamiento en Google. Si quieres tener venta, trabájate las palabras claves para estar muy arriba. Debes dar fiabilidad, calidad y atención al cliente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes